Pájaro de mil colores

 

En días de soledad

naciendo poco a poco,

en la locura,

en los pétalos,

de flor,

marchita.

 

Va surgiendo

un triste soneto,

de lloro,

de esperanza no vivida,

de corazón directo,

robado,

sin vilo.

Cantando en solitud

una melodía remota,

va apareciendo,

sin hablar.

 

Deseo el amor

de piropo antaño,

desvelando misterios,

sin amar,

sin enamorar,

y luego vienen las sombras.

 

Sombras que no dejan respirar;

pisando besos,

de nomeolvides,

y en días de soledad,

esperando a la tardía,

aquel pájaro,

de flores marchitas.

 

* Texto oiginal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *