Crónica del clásico: Como siempre, el espectáculo en estado puro

 

 

Quizás sea demasiado pronto para sacar conclusiones por lo que llevamos de temporada, y seguramente el Barça-Madrid no haya llegado en el mejor momento tanto para el Barça de Martino como para el Madrid de Ancelotti.

Es evidente  que a lo mejor no ha sido el mejor clásico de tantos que hemos vivido, pero lo que realmente importaba era conseguir los tres puntos.

Éramos muchos que quizás esperábamos más goles pues nos tienen muy acostumbrados a ver aquellas goleadas, con las que el equipo madridista salía de can Barça humillado y con el rabo entre las patas. Una cosa no ha cambiado y es que siguen buscando excusas para justificar la derrota, cosa que con el señorío del técnico italiano es impensable. Todo ha salido como estaba previsto, con el estadio lleno hasta la bandera, con uno de esos mosaicos que nos suelen poner la piel de gallina y con una victoria bien merecida, la mejor manera para decirle a Tito Vilanova que estamos con él para lo que haga falta.

Es evidente que entre blaugranas y merengues hemos disfrutado de un encuentro que sigue demostrando la grandeza de nuestro deporte y por tanto hemos visto y vivido el mayor espectáculo en estado puro.

 

* Texto original.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *