BORRÓN Y CUENTA NUEVA EN EL EQUIPO DE CARLO ANCELOTTI

¿Quién podía presagiar que, tras un inicio de temporada tan ilusionante en la “casa blanca” madridista con la que se iban a comer el mundo, iban a tener un final así?

Seguramente el hecho de haber conseguido la ansiada “décima” Champions League de la anterior campaña se pensarían que, al empezar la presente temporada, el resto de títulos caerían como fruta madura, y los que han caído han sido ellos.

Hay que reconocer que el equipo madridista ha sabido disputarle el liderato del campeonato nacional, en uno de los pulsos más atractivos de la competición liguera, al Barça de Luis Enrique, al menos hasta en los últimos encuentros.

Fuera de la Champions, eliminados por la Juventus después de haber ganado sus encuentros aun apurando en el marcador, y con la Liga fuera de su alcance aún quedándole ambos “cartuchos” en la recámara de su escopeta de “feria”, son conscientes de que han quedado en evidencia ante su afición.

A diferencia del final de la película “Titanic”, el barco madridista se acaba hundiendo con el capitán y con toda su tripulación al completo, en la que los únicos que han saltado a tiempo han sido sus propio aficionados.

El club que preside Florentino Pérez necesita toda una reconstrucción para que, ya no sólo tener que volver a recuperar la ilusión, si no también para retomar la confianza perdida de la grada del Santiago Bernabéu.

Ahora más que nunca necesitan hacer borrón y cuenta nueva en el equipo de Carlo Ancelotti, y mucho tememos que harán limpieza en el vestuario sin miramientos. El técnico italiano tiene todas las papeletas para ser el primero en salir, al igual que el propio Casillas, así como las posibles ventas de Cristiano y Bale.

Se avecinan muchos cambios, al igual que de caras nuevas de cara al próximo curso, si lo que pretenden es seguir con la idea de acabar con la nueva hegemonía blaugrana, a pesar de que aún no han ganado nada. Y para ello, el “ser superior”, como muchos denominan a su presidente, Florentino Pérez volverá a sacar de paseo su talonario y ya está rastreando el mercado como si para ellos la temporada ya hubiera acabado.

Igual hubiesen preferido que lo de la huelga hubiera prosperado al menos para que no se les hubiese alargado aun más su propia agonía.

*Text original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *