El primer clásico de la temporada se lo lleva el Barça

Todo estaba preparado para la gran cita, con el estadio Don Santiago Bernabeu lleno hasta la bandera y con un amplio dispositivo policial de 2.500 efectivos y con 170 países preparados para disfrutar del espectáculo en estado puro.

El técnico madridista  Rafa Benitez tenía el cometido de vencer al conjunto blaugrana. La derrota ante el Sevilla no le había dejado otra opción si quería conservar la silla del banquillo de la casa blanca.

Pero lejos de hacer el mejor partido de lo que llevan de competición, el equipo madrileño ha quedado en evidencia ante una afición que no tardó en pedir su cabeza y la dimisión inminente de Florentino Pérez.

El primer clásico de la temporada se lo llevó el Barça con otra clara demostración de su potencial y con la vuelta de un Leo Messi que, sin marcar, realizó un encuentro como estaba previsto.

El crack azulgrana vió como Neymar y Luis Suárez están claramente preparados para heredar su corona; y que Andrés Iniesta sigue siendo todo un referente que está más que preparado para heredar la batuta de Xavi Hernández como mejor director de orquesta.

El equipo merengue sufrió en sus propias carnes una de sus peores humillaciones ante una plantilla blaugrana que le volvió a dar una nueva lección. Les hicieron ver que el juego colectivo es más efectivo que el que juega a su bola.

A pesar de no haberse jugado nada importante lo cierto es que ahora cada uno esté en el sitio que les corresponde. El Barça de Luis Enrique pone tierra de por medio con 6 puntos de ventaja y van lanzados hacía el título. Mientras, los blancos ya se están planteando darle la alternativa a Zinedine Zidane por lo que el divorcio con Benitez es más que evidente. Aunque contra todo pronóstico, el propio Florentino Pérez, el “ser superior” para muchos, seguirá confiando en el entrenador madrileño. Pues seguramente le dará una nueva oportunidad para demostrar lo que sabe hacer, quizás deslumbrado por su brillante palmarés, aunque tenga que poner la presidencia en sus manos.

Foto: F.C. Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *