La gran dama de las barras y estrellas

Hillary Clinton está actualmente inmersa en la campaña electoral con la que aspira a tomar el relevo a Barack Obama en el Despacho Oval.

Ha nacido una estrella de la política

Hillary Diane Rodham nació el 26 de octubre de 1947 en Chicago (Illinois). A los 26 años, después de cursar la carrera de Derecho, se licenció en la Universidad de Yale en la promoción de 1973, en la que coincidió con el que acabaría convirtiéndose en su marido, Bill Clinton. En 1974, ambos se trasladaron a vivir a Arkansas y 1975, contraerían matrimonio del que nacería su hija Chelsea.

En 1977, Hillary Clinton creó Arkansas Advocates for Childrens and Families, un gabinete jurídico con el propósito de defender uno de los pilares sobre el que se fundamenta la sociedad norteamericana: la familia. En 1978, la letrada fue la primera mujer admitida en la Legal Services Corporation. En 1979, Bill Clinton resultó elegido senador por Arkansas, cargo que ostentó en los períodos  de 1979-1981 y 1983-1992, siendo Hillary Clinton la primera dama del estado.

Velando por los derechos constitucionales

Bill Clinton inició en 1992 la carrera hacia la Casa Blanca por el Partido Demócrata en una campaña electoral que contó con la música del grupo de rock Fleetwood Mac como banda sonora. Como oponente estaba el candidato republicano, el entonces presidente de Estados Unidos, George Bush padre, que optaba a un segundo mandato; pero que finalmente, perdió ante Clinton, en gran medida por la impopularidad que le reportó la Guerra del Golfo. Hillary Clinton quedó siempre en un segundo plano ante los medios de comunicación internacionales.

En su rol de primera dama, Hillary Clinton impulsó la iniciativa llamada «plan de salud Clinton», pero desafortunadamente no recibió el apoyo necesario por parte del Congreso de Estados Unidos. A pesar de este fracaso, la primera dama consiguió dar a luz en 1997 el «Programa estatal de seguro de salud para niños», así como la «Foster Care Independiente Act».

En la fortuna y en la adversidad

En 1998 el matrimonio Clinton pasó por uno de los momentos más difíciles debido al «caso Lewinski». Supuestamente Bill Clinton habría mantenido relaciones íntimas con la becaria Monica Lewinski; por lo que, al presidente del país se le aplicó el llamado «Impeachment», una medida por la que un alto mandatario puede ser procesado judicialmente como cualquier ciudadano. A pesar de la gravedad de los cargos que se le imputaban al presidente de la primera potencia mundial, su esposa siempre le apoyó.

09aeb8a07b08a177c3e3e35eb678b4db

La era post-Clinton

En el año 2001, el primero de George Walker Bush como presidente de Estados Unidos, la ya ex primera dama del país fue elegida senadora por el estado de Nueva York, cargo que revalidó en 2006 hasta 2009. Durante este periodo, Hillary Clinton dio su apoyo desde la oposición a cuestiones inherentes a la política exterior del sucesor de su marido, pero a posteriori discrepó sobre la forma en que se gestionó la invasión a Irak.

Una actriz en el escenario mundial

En las primarias del 2008, Hillary Clinton salió elegida como presidenciable por el Partido Demócrata en las elecciones a la presidencia de Estados Unidos, pero el 7 de junio de ese mismo año, la senadora renunció a la candidatura en favor de su compañero de filas, el entonces senador por Illinois, Barack Obama. Cuando en enero de 2009 tomó posesión del cargo, el primer presidente afroamericano en la historia americana colocó Clinton en su primera administración como la 67ª secretaria de Estado (el equivalente al cargo de ministro de Exteriores de los gobiernos de otros países), tomando el relevo a Condoleezza Rice.

Durante el primer mandato de Obama, Hillary Clinton tuvo que lidiar con eventos de ámbito internacional como la Primavera Árabe en 2011 o el ataque terrorista contra la embajada de Estados Unidos en Bengasi (Libia), ocurrido el 11 de septiembre del 2012, precisamente en el 11º aniversario de los atentados contra el World Trade Center y el Pentágono.

Segunda tentativa de presidencia

El 12 de abril de 2015, Hillary Clinton revolucionó las redes sociales en hacer pública su intención presentarse a las primarias del 2016 con el objetivo de convertirse en la primera mujer que gobierna la nación más poderosa e influyente del planeta. A día de hoy la pugna interna en el Partido Demócrata para llegar a la Casa Blanca se disputa entre Hillary Clinton y Bernie Sanders. Mientras tanto, por el lado del Partido Republicano, la lucha doméstica es a cuatro bandas: Donald Trump, Ted Cruz, Marco Rubio y John Kasich. ¿Cuáles serán los dos aspirantes que competirán en la carrera para ocupar el Despacho Oval? El suspense está servido.

clinton-sanders-101315

Con mi música, ni hablar

Los polémicos discursos pronunciados por Donald Trump, en los que criminaliza a los inmigrantes hispanos han dado mucho de qué hablar. Este menosprecio hacia las comunidades foráneas ha provocado que cantantes como Adele, Steven Tyler (líder de Aerosmiht) y Michael Stipe (vocalista de REM) hayan denegado al magnate la cesión de los derechos de autor para utilizar cualquiera de sus canciones como banda sonora de su campaña electoral. En el polo opuesto se encuentra Hillary Clinton, a disposición de la que ya se han puesto artistas como Kate Perry para que su música acompañe sus mítines.

¿Y si la ficción se avanzara en la realidad?

Si hay una película que puede ser un espejo en el que Hillary Clinton pueda verse reflejada, sería Candidata al Poder, en la que la senadora ficticia Laine Hanson (interpretada por Joan Allen), es nombrada presidenta de los Estados Unidos. De igual manera, el actual mandatario estadounidense es un reflejo del personaje interpretado por Morgan Freeman en Deep Impact. Y es que en un país como Estados Unidos, política y cine van de la mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *