100.000 BESOS

100.000 besos te daba en mi blog virtual.
Cada uno lo notaba
con tus lágrimas,
con tus caricias de palabras
que parecían una música de mar.
100.000 besos te daba yo,
besando cada uno como si fuera mi vida.
100.000 besos te daba en mi blog virtual,
y como si fuera un movimiento de baile,
brillabas en ésas pantallas
como una estrella caída del cielo
con carrera periodística.
¿Y qué te daba yo?
100.000 besos titulados,
en un artículo hablando de tu belleza danzarina,
en un viento muy particular.
En un periódico y blog virtual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *