Benidorm, una nueva aventura que enamora

En este mes de agosto han pasado exactamente 9 años desde la última vez que estuve en Benidorm. También es cierto que era otro grupo y otras personas de apoyo.

Este año en concreto lo hemos pasado bastante bien. Entre otras actividades, hemos estado en el zoo Mundomar; aunque algunos hubieran preferido Aqualandia.

La clave de la convivencia en grupo es que en cada momento hacemos piña. Personalmente, podría decir que Benidorm ha sido una aventura que enamora. De hecho es la primera vez que encuentro el amor en vacaciones. También destaco el encanto de la ciudad.

El viaje nos ha marcado tanto que incluso hemos hecho un grupo de WhatsApp para seguir compartiendo entre nosotros todo lo que hemos vivido y las primeras conclusiones de cada uno.

Y ya puedo decir la mía: está claro que puedo decir que ha sido el mejor viaje de todos los que llevo. Incluso he hecho amistades para toda la vida, al tiempo que he compartido confidencias de puertas adentro de la habitación.

Este año ha sido de sobresaliente. Del mismo modo, al grupo de viaje le pongo un excelente. También  cabe destacar que cada uno de los compañeros tiene sus propias maneras de disfrutar de sus estancias en Benidorm.

Sin contar también con las actividades de cada día. ¡A cual más variable! Al igual que en Gandía, también han habido cambios de planes a medida que íbamos haciendo.

Y las personas de apoyo que con su peculiar forma de hacer las cosas, han vuelto a ser la vitalidad y la frescura de la pandilla.  Les debemos todo y apostamos que repetirán el próximo verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *