Una libertad no adquirida

Me gustaría hablaros de la incapacitación y más concretamente del tutor. Creo que sería interesante poder valorar más los derechos y las libertades de la persona incapacitada para que aumente su autonomía y no limite la posibilidad de crecimiento personal, social, cultural…

La toma de decisiones del tutor no debe condicionar las libertades de la persona incapacitada. El tutor debería ser más imparcial, mirarlo más fríamente y no implicarse emocionalmente. Por eso creo que debería ser una persona preparada profesionalmente y no un familiar.

Antes de quitar las libertades a una persona tendría que haber un proceso exhaustivo y riguroso donde se valorara individualmente cada caso para poder determinar qué puede hacer y qué no aquel individuo en ese momento. Y digo en ese momento porque no se puede limitar su capacidad de superación.

Con esfuerzo todo es posible

Con el esfuerzo del día a día y proponiéndote unos objetivos con una ayuda consensuada, la persona incapacitada puede acabar demostrando que se puede valer por sí misma. Conozco un caso de una persona con una discapacidad intelectual que de pequeño le dijeron que nunca podría leer ni escribir. A día de hoy es una persona ejemplar por sus conocimientos adquiridos con la lectura. Y puedo afirmar que es él quien más nos ayuda a la redacción de EXIT21.

Creo que una persona tiene el derecho a poderse equivocar y tener la opción a poder aprender sin que nadie determine las posibilidades que tiene. Debe ser la propia persona la que decida lo que se ve capaz de hacer y lo que no, haciendo un autoconocimiento personal, sincero y constructivo. Y que si lo desea, tiene el derecho a solicitar una ayuda para poder trabajar lo que quiere resolver o realizar.

2 Comments on “Una libertad no adquirida

  1. Hola Albert estoy de acuerdo con tu comentario el que has escrito, deberían no meterse tanto en los derecho de las personas y a parte dejarles un espacio para que se puedan equivocar como cualquier ciuadano, todos tenemos fallos en nuestras vidas y si te caes poder levantarte por tus propios medios sin que nadie tenga que decidir por ti, ni por nadie. Solo espero que eso que comentas de poder cambiar estos papeles de las incapacitaciones algun dia se pueda modificar y que las personas puedan vivir en libertad, un beso muy grande y esperemos que se cumplan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *