MERCI POR UN SIGLO Y CUARTO TAN FIERO

Este año, en el marco de las fiestas de la Mercè, aparte de los tradicionales conciertos y el piromusical, se conmemoran los 125 años de existencia del Zoo de Barcelona. El recinto de la Ciutadella ha evolucionado para ofrecer a la ciudadanía un espacio con vocación tan lúdica como pedagógica.

UN REGALO BESTIAL

El 24 de septiembre de 1892, se inauguraba el Zoológico de Barcelona, ​​gracias a la donación al Ayuntamiento de la Ciudad condal (entonces gobernado por Manuel Porcar y Tió) realizada por el banquero Luis Martí Codolar de su colección privada de animales exóticos llamada “La granja vieja”. El recinto, enclavado en el parque de la Ciutadella (creado cuatro años atrás con motivo de la primera Exposición Universal), ocupa los terrenos del antiguo bastión del rey Felipe V, que jugó un papel capital en el sitio de la ciudad de 1714.

DE ENTRADA, GRATIS

En sus inicios, el Zoológico fue de acceso gratuito, hasta que en 1927, la dirección del parque decidió cobrar entrada. Esta medida se aplicó como una fuente de ingresos para financiar el mantenimiento y reformas pertinentes de las instalaciones • instalaciones, así como la adquisición de nuevas especies de animales, la variedad de las que se vio ampliada con el paso del tiempo .

LA ANIMALADA DE LA GUERRA

El período marcado por la Guerra Civil española causó estragos no sólo entre la población, sino que también diezmó varios animales del Zoo. Entre estos hubo un puñado de leones que murieron a causa de la inanición derivada de la escasez de alimentos, tal como ilustra una fotografía de archivo de la época.

1936-1950

FUERA BARROTES

En 1956, durante el mandato de José Antonio María Simarro y Puig al frente del Ayuntamiento de Barcelona, ​​se decidió sustituir las jaulas que retenían los animales para hábitats al aire libre. Bajo esta premisa, en 1963 quedó terminada la llamada “Área Savanna”, unas instalaciones temáticas que, reproduciendo el entorno natural, concentra ejemplares de los grandes mamíferos (jirafa, elefante y hipopótamo), endémicos de este ecosistema de África subsahariana.

HA LLEGADO UNA ESTRELLA

El 1 de octubre de 1966, llegó al Zoo el gorila albino Copito de Nieve, el cual se convirtió en un entrañable símbolo del recinto de la Ciutadella. Llevado desde la selva de Guinea Ecuatorial con dos años de edad, Copito de Nieve fue la gran descubrimiento del naturalista, Jordi Sabater Pi, además de portada de la revista National Geographic. El espacio destinado al primado de pelo blanco, inicialmente constaba de unos muros alicatados con azulejos marrones y verdes, que incluía una estructura metálica como las que había en los parques infantiles en aquella época, para que el pequeño gorila la pudiera moverse libremente.

CIRCO ACUÁTICO

En 1965 quedó inaugurado Aquarama, recinto concebido para la ejecución de espectáculos con delfines (inicialmente). La instalació consta de dos piscinas, una cubierta y otra al aire libre.

ESPECIES BAJO CUBIERTO

En 1972 se abrió por primera vez el terrario, un recinto cubierto que atesora una amplia colección de reptiles como serpientes, iguanas, camaleones o cocodrilos, así como anfibios (ranas, algunas potencialmente venenosas). A lo largo de los años, el terrario ha sido objetos de varias remodelaciones, tanto en la fachada como en el espacio interior.

El mismo año que el terrario, también se inauguró el aviario, un pabellón que alberga 70 especies de aves de los cinco continentes.

VOCACIÓN PEDAGÓGICA

En 1975, el Zoo de Barcelona puso en marcha un programa con el objetivo de divulgar entre los escolares el conocimiento sobre la fauna animal, de manera que sean los propios alumnos de diversos centros educativos, los que, mediante un guía, descubran las características de cada especie.

ATRACCIÓN COLOSAL

En 1983 llegó al Zoo de Barcelona la orca Ulises, que hizo las delicias de los visitantes, sobre todo de los más pequeños. El cetáceo vivió en el recinto de la Ciutadella durante 10 años, hasta que la piscina del Aquarama se le quedó pequeña.

ESCULTURA ORGÁNICA

La pieza más visible de las que hay expuestas en el Zoo es el esqueleto de la ballena encuentro frente a la playa de El Prat de Llobregat en 1983. En 1985, el Ayuntamiento de la localidad del Baix Llobregat llegó a un acuerdo con el de Barcelona, ​​merced al cual la estructura ósea del rorcual quedó instalada en el parque zoológico en forma de escultura elevada, donde sigue hasta el día de hoy.

SE HA APAGADO UNA ESTRELLA

En noviembre de 2003, el Zoo certificó el fallecimiento de Copito de Nieve, que murió a los 39 años de edad, lo que equivaldría a 80 en edad humana. El albinismo del primate fue un condicionante en su salud. En la recta final de la vida de Copito de Nieve, los responsables del parque zoológico decidieron regular el flujo de visitas al entrañable gorila a fin de reducirle el estrés en la medida de lo posible.

HOMENAJE PÓSTUMO

En 2004, el recinto de la Ciutadella rindió homenaje a Copito de Nieve inaugurando el Espacio Gorilas, un pabellón dedicado a estos majestuosos homínidos. En el interior se puede ver una exposición en la que se explica mediante ilustraciones artísticas aspectos relativos a los primates africanos, como las similitudes con los humanos o las diferencias morfológicas entre los dos tipos de gorilas conocidos: los de del Este y los del Oeste. En el Espacio Gorilas no podía faltar una colección de objetos relacionados con Copito de Nieve.

CAMBIOS NECESARIOS

Tal como se explica en el artículo Salvemos el Zoo del redactor Francisco Marín, en 1999, la dirección del Zoo se planteó la necesidad de ampliar las instalaciones del recinto de la Ciutadella, pero la limitada superficie que ocupa hace inviable esta opción. En los últimos años, la solución pasaba por trasladar el Aquarama en el recinto del Fórum. En el espacio actual se han llevado a cabo algunas actuaciones como las reformas en el aviario, donde, desde 2002, hay reproducido el hábitat natural de las aves exhibidas; o en el área Savanna, en la que se ha elevado el suelo hasta la altura de la pasarela original.

LA PARTE ORNAMENTAL

En el Zoo de Barcelona, ​​además de animales, el visitante puede contemplar varias estatuas y esculturas repartidas por todo el recinto. De las 10 que hay, la más emblemática es la famosa Dama del Paraguas, pues existe desde antes que el parque fuera inaugurado. Diseñada por Juan Roig y construida en mármol y piedra, la estatua (en posición de vigía con sombrilla abierto) fue colocada en 1884 en el mismo emplazamiento donde estuvo ubicado el pabellón del Progreso para la Exposición universal de 1888.

Aparte de la Dama del Paraguas, hay obras dedicadas a la infancia como las caras de dos niños grabadas en una losa o la de la Niña que duerme.

Otras esculturas rinden homenaje a San Francisco de Asís o Genoveva de Brabante.

Por supuesto, el parque zoológico no pueden faltar las estatuas reproduciendo animales, como el conjunto de tres águilas o el de los tres ciervos, una evocación a Walt Disney y más concretamente la película de animación Bambi.

La escultura del delfín da la bienvenida al Aquarama, ante el que se encuentra la figura de un león, que guarda semejanza con los que custodian el monumento a Colón. La obra del León fue colocada en 1992, coincidiendo con el centenario del Zoo de Barcelona.

La escultura del Perro Abandonado representa un galgo con el costillar muy marcado, con lo cual, el autor, Artur Aldomà, pretendió concienciar a los visitantes de la importancia de amar y cuidar a los animales.

DIVERSIDAD VEGETAL

En el Zoo de Barcelona, ​​tan importante como la fauna es la flora que comprende árboles, palmeras, plantas y arbustos. Por todo el parque zoológico hay repartidos 1,024 árboles de 322 especies diferentes, como el plátano. Sin embargo, algunas de las variedades no son autóctonas como el bucaré, originario de Sudamérica, o el cedro del Líbano.

La cesión por parte de Luis Martí Codolar de su colección de animales exóticos a la ciudad de Barcelona hizo posible el Zoo. Teniendo en cuenta la fecha en que fue inaugurado, resulta apropiado decir: “Gracias por un siglo y cuarto tan fiero”.

One Comment on “MERCI POR UN SIGLO Y CUARTO TAN FIERO

  1. Hola, jordi. Cal destacar i posar que l’entrada al recinte, actualment, és gratuita per totes les persones que tinguin discapacitat. Cal que presentin el carnet rosa a les taquilles per poder entrar lliurament.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *