EL IMPD APRUEBA LOS PRESUPUESTOS 2017/18

El día 26 de septiembre nos reunimos los miembros del Consejo Rector del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD) con Laia Ortiz, presidenta del IMPD y tercera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona. Al encuentro también asistieron Ramon Lamiel y Toni Galiano, gerente y secretario delegado del IMPD, respectivamente.

Primero, se aprobó el acta del 30 de marzo de 2017. A continuación, revisamos los presupuestos por 2017-2018 e hicimos turno de preguntas. Yo dije que de cara a la vida independiente nos gustaría que se dé una renta mínima de ciudadanía, que no se limite el programa de apoyo a personas de grado 1 y 0, sino para todos. También dije que se necesitan más pisos de protección oficial para las personas con discapacidad intelectual. Estos no deben ser adaptados, sino más baratos. También dije que quiero corregir que no pedimos una campaña de sensibilización sobre Derechos humanos, sino una campaña de concienciación.

Entonces discutimos sobre la «violencia» en las residencias para personas con discapacidad en referencia a las vejaciones, maltrato y vulneración de los derechos elementales. Carme Riu propuso hacer un estudio. Edgar Vinyals dijo que «en cosa de derechos, las personas no pueden estar ligadas [a las camas]».

Varias votaciones

Entonces pasamos a las votaciones. Primero, se votaron los presupuestos 2017/2018. Yo voté a favor y se aprobaron. Después votamos el Programa de Actuación Municipal 2016-2019. También voté a favor y se aprobaron.

Después se votó la modificación del Plan de Empleo de personas con Discapacidad 2017 para incorporar la modalidad de contratación parcial para hacer posible contratar más personas. No lo entendí bien y no voté a favor, pero se aprobó.

Por último votamos la ampliación de la autorización de gasto para los servicios de apoyo para la integración de niño y niñas con discapacidad en las actividades de ocio de la campaña de verano 2017. Voté a favor y se aprobó.

Entonces me fui, un poco antes de que terminara, porque ya eran pasadas las 20h y estaba cansada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *