MUCHA MIERDA, SÍNDROME DE DOWN

El pasado 2 de julio, el centro Calabria 66 albergó la muestra de teatro, organizada por la Fundación Catalana Síndrome de Down. Se trata de un espectáculo de variedades, interpretado por los 30 usuarios de la FCSD que forman parte del taller de teatro, incluido dentro de la entidad. De todos ellos, había dos miembros del equipo de EXIT21: Clara Hervás y Francisco Marín.

ESCENARIO NEGRO EN SALA BLANCA

El auditorio del recinto estaba abarrotado, básicamente por las familias de los participantes en la obra, usuarios y trabajadores de la Fundación. En la sala de actos, de paredes blancas, el telón del escenario era negro, en consonancia con la ropa de los artistas, a menos que resaltaba la elegancia de las perfomances.

EL ESPECTÁCULO EMPIEZA A TIEMPO

Las luces de la platea se apagaron a las 19 horas, dando inicio al espectáculo. En el primer número de la función, los actores aparecían uno por uno, recitando un refrán diferente, pero con un nexo en común: el tiempo. Así, pues, se sentían dichos populares como «El tiempo es oro», «El tiempo lo cura todo», «Al mal tiempo, buena cara», «Quien madruga» o «Tiempos pasados ​​fueron mejores».

EXPRESIÓN GESTUAL

Hubo números silentes (sin palabras), en la que los gestos y la expresión corporal eran los protagonistas. De este modo, en una de las interpretaciones, con cuatro de los artistas sentados en sillas. Cada uno haciendo una acción diferente, como mirarse en un espejo, o recoger una cuerda.

En otra performance, los intérpretes se colocaban uno al lado del otro gesticulando con los brazos.

LA VERDAD SOBRE LA MENTIRA

Dentro de la diversidad de registro que dio de sí la muestra, también tuvo cabida el monólogo. Por un lado, el elenco filosofar sobre la tendencia sistemática que tiene el ser humano a mentir. Por otro, uno de los miembros del elenco se preguntaba qué esperamos, sosteniendo un puñado de ramas, que el resto de intérpretes le habían puesto entre los brazos. La escenografía aderezaba con una canción de Albert Pla.

NO HAY ESPECTÁCULO SIN MAGIA

La muestra de teatro también incluía dos números de magia, ejecutados por el Mago Eric y su ayudante, el Annuska. En el primero, se ejecutaba un truco de iluminación con un vaso de agua, y en el segundo, trucos de escapismo y apariciones sorprendentes.

mostra_teatre_5 (1)

¿ME LO DICES O ME LO CUENTAS?

En el transcurso de la función, se escenificó una situación surrealista. En ella, una dependienta recita a dos clientes la variedad que tiene los productos que le piden (arroz y mortadela, respectivamente).

Otro sketch surrealista de la función, tenía un teléfono como hilo conductor. Cada uno de los actores en escena, interpretaba una conversación telefónica recurrente: desde la chica que queda con una amiga, o lo que se piensa que le gastan una broma, hasta el adivino a quien piden consejo, para después terminar emplazando su interlocutor a su consulta.

IN MEMORIAM

Al terminar el espectáculo, una de las artistas que había intervenido, quiso dedicarlo en nombre de la compañía a la memoria de Montserrat Trueta.

La muestra de teatro amateur representada en el centro Calabria 66, no tiene nada que envidiar a ninguno de los espectáculos en cartelera, interpretados por compañías artísticas de renombre.

Porque cuando se pone ilusión y empuje en cualquier propósito, no hay límites que impidan conseguirlo.

Y esto es precisamente lo que han demostrado los integrantes del taller de teatro de la Fundación Catalana Síndrome de Down. Así, pues, mucha mierda en este proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *