Coronavirus, tú lo puedes frenar

Desde el pasado 31 de diciembre del 2019 ya empezaron a producirse los primeros 27 casos de neumonía de origen desconocido, siete de ellos graves.

Las personas afectadas tenían aparentemente vinculación con el mercado de la ciudad de Wuhan (China), pero no sería hasta el 7 de enero cuando fue identificada la causa de la dolencia.

A finales de enero empezaron con las investigaciones previas (tras producirse el primer caso en España) confirmando así que dicho contagio se puede producir de persona a persona.

Los precedentes del COVID-19

Llegados a este punto cabe recordar otros casos como los que se produjeron en España en abril del 2009,  como la “Gripe A” también conocida como la “gripe aviar” y que duró hasta agosto del 2010.

Entonces ya empezábamos a ponernos en alerta pues se convirtió en una pandemia que también provoco estragos entre los españoles.

Un tiempo después en octubre de 2014 tuvimos desde África occidental el brote del Ébola que a diferencia de la anterior apareció en diversas formas y en casos puntuales.

En estado de alerta

Con estos antecedentes no era de extrañar que con la llegada del coronavirus la situación actual nos ha llevado a poner en alerta máxima, pues cualquier precaución es poca.

El estado de alerta es tal que parece que vivimos en una ciudad fantasma. Pisar las calles se ha convertido en sancionable hasta con penas de tres meses a un año de prisión. Incluso los Mossos de escuadra tienen que controlar las colas de las grandes superficies.

La situación está llegando a niveles desorbitados. Todos nos hemos tenido que adaptar a esta nueva situación, incluso los programas habituales de la televisión están al borde de la suspensión.

Todos coinciden que la mejor manera para evitar que el virus se siga expandiendo es aislarnos en casa, tirar de ingenio para hacer que las horas (y las semanas) sean más llevaderas.

Yo ya lo estoy haciendo para evitar el contagio del mencionado coronavirus. Tú también lo puedes frenar: quédate en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *