El orgullo gay, más que un orgullo una reivindicación

Durante el tiempo que duró el franquismo, el hecho de ser gay estaba condenado como si fuera un delito. A muchos de ellos los encarcelaban y, anteriormente, en el caso de García Lorca lo fusilaron. Actualmente ser gay es mucho más que una simple fiesta, es el orgullo de muchos de los que han salido del armario. Ante la sociedad la fiesta es una manera de manifestar abiertamente su condición aunque hay gente que a día de hoy todavía les señala con el dedo, desde una homofobia claramente injusta.

Por eso cuando se celebra el día del Orgullo gay se nos llenan las calles de color y de alegría, aunque por desgracia todavía queda gente que está contra la fiesta lo cual evidencia que todavía hay españoles que no se acostumbran a convivir con ciertas personas, que aún teniendo otra condición son iguales que los demás y también sienten y padecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *