¿Pero en qué mundo vivimos?

Llegados a este punto, vemos que los que tienen que sacar el país adelante se están enfrentando entre ellos mismos con tramas internas y dejando de lado todo lo que realmente importa. Ante este panorama en nuestra clase política actual y viendo nuestro entorno más cercano, nos hacemos esta pregunta ¿En qué mundo vivimos? Una buena pregunta, si tenemos en cuenta todo lo que sucede a nuestro alrededor y en países vecinos.

La gente se sigue matando con tal de no ser desahuciada; en Roma, y concretamente en los alrededores del Vaticano, todavía todos sus feligreses siguen conmocionados por la dimisión del papa Benedicto XVI; la ciudad madrileña de Alcorcón ha sido la escogida para abrir las puertas a la codicia, a la avaricia y al vicio del juego con la llegada del Eurovegas, que con la ambición de los nuevos ricos para dejarse sus millones en España, aún nos piden que le hagamos el favor de quitar la ley anti tabaco para hacer más grande su negocio; y por ultimo, están a la espera de aprobar las corridas de toros como patrimonio cultural y por ello esperan que Cataluña vuelva a abrir las puertas de la Monumental dos años después de haberlo cerrado y como cabe esperar el debate y la polémica volverá a dar mucho que hablar entre la mayoría de los catalanes.

Así está actualmente no solo nuestro país sino también ese mundo de locos en el que todos vivimos y compartimos.

 

* Texto original.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *