Diario de un joven con síndrome de Down: Un aniversario muy particular

El pasado martes 4 de octubre, y coincidiendo con mi santo de San Francisco de Asís, se cumplió una efeméride muy especial para mí. Tal día como aquel del año 2005 finalizaba mi trayectoria laboral en la FCSD (Fundación Catalana del Síndrome de Down). Por aquel entonces, el bufete de abogados Gibernau Plana se había interesado en alguien para quitarse todo el trabajo que tenían repartido en ocho horas y media.

 

Así pues el elegido fui yo que, a mis 26 años de edad, empezaría a formar parte de esa gran familia, hasta que se dieron un alto en el camino y cada uno formaría su propia plantilla.

 

El mismo día 4 fue el que los aspirantes tuvimos la primera entrevista y el día después, sería mi primer día de trabajo. De eso hace ya once años.

 

Recuerdo que me adapte muy bien con todos, de los que aprendí de todo de cada uno de los que fueron mis compañeros, pero sobre todo de los más veteranos.

 

Actualmente sigo estando con muchos de ellos, con los que el próximo mes de febrero haremos nueve años que empezábamos en el despacho Planartus, pero con el recuerdo de mis inicios que es donde empezó a cementar el presente y el futuro laboral que tengo ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *