ENSUEÑO DE VERANO

Cerca de mi vida vi un castillo de colinas
Hacía la última luna blanca,
Era medieval todo de piedra y hierro forjado.
Las callejuelas casi ni se veían
Pues había niebla y el pueblo desaparecía
Entre nubes allí lejos de los ojos campechanos de los habitantes campesinos.

Cerca de mi vida habían terneros, ovejas, vacas, toros y caballos.
Allí luchando con espada y escudo
A capa, arco y flecha.
Y dónde se posaba un halcón
Podía volar en ese horizonte bello.
Todo era de caballeros y heráldicas de fuego
Los dragones corrían con sus alas escamosas,
Mientras que el aire era amigo mío
Y el arte del vuelo fue como un pétalo de ensueño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *