Una goleada que vale una Copa

Al inicio de la temporada ya presagiábamos que con Ernesto Valverde, el Barça antes o después empezaría a recoger los frutos del buen trabajo realizado. Y así ha sido la final de la Copa del Rey ante el Sevilla: con goles de Suárez en los minutos 14 y 40 de la primera mitad, Messi en el 31, Iniesta en el 52 y Coutinho en el 69. De esta manera el Barça certificaba una nueva exhibición que sometería a la peor de las humillaciones al Sevilla de Vincenzo Montella.

Con esta más que contundente victoria, las vitrinas del Camp Nou ya cuentan con la cuarta Copa del Rey consecutiva y con esta ya van 30 en su historia. Los blaugrana se coronan como el rey de copas y los “leones” del Athletic son los únicos que les siguen por detrás.

¿La última Copa de Iniesta?

 

En medio de tanta celebración por el primer título de la presente campaña, hay mucha incertidumbre en torno al futuro de Don Andrés Iniesta. Viéndole con que énfasis y emoción contenida lo celebraba y levantaba la Copa en el momento cumbre, ya intuíamos entre líneas que se estaba despidiendo tanto de su afición como del club de sus amores.

Nadie del Barça quiere que se vaya, pero solo él tiene la última palabra.  Por lo que parece ya lo tiene más que decidido. Pero hasta que eso no pase, la afición española espera que le dé un segundo Mundial.

Y ahora, a por la liga

 

Conseguido ya el primer título, ahora solo falta rematar la faena para conseguir el “doblete”. A priori el club culé tiene el camino allanado para ganar la liga. Todavía queda algún “bache” por esquivar como el del próximo miércoles 9 de mayo ante el “submarino” del Villarreal.

Si todo sale como está previsto, lo ideal sería acabar entonando el “alirón” en el clásico, que con pasillo o sin él, significaría la mejor manera de acabar la temporada como se merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *