(Català) Valverde, punt i final

Como bien suele decir el refranero, “lo que mal empieza, mal  acaba”. Al margen de las dos ligas consecutivas en las 3 temporadas  que hasta ahora lleva Ernesto Valverde al frente del Barça,  el resto de su trayectoria ha despertado dudas.

El arranque liguero de esta temporada sacó a relucir la mala pretemporada, pero por suerte, se supo reaccionar a tiempo y a base de encadenar victorias consecutivas el equipo se supo enderezar. Sin embargo, el mal juego del equipo ya se le empezaba a señalar.

La pesadilla de la Champions

 Por el momento, el único título que se le resiste a Valverde es la Champions League.  De hecho es una de las razones por las que la directiva (y al presidente Bartomeu el primero, además de algún peso pesado del vestuario)  le ha sentenciado.

A día de hoy, los varapalos de Roma y Liverpool siguen estando muy presentes,  y no se aceptaría un tercer tropiezo europeo.

El fantasma de Valencia y un mal 2020   

 También cabe mencionar el otro golpe bajo de la final de copa de la temporada pasada perdida frente al Valencia.

A eso se le añade un mal comienzo de año con el empate frente al nuevo Espanyol de Abelardo, y la sonada derrota contra el Atlético (2-3) en la renovada Supercopa de España en Arabia Saudí.

Ante semejante cúmulo de despropósitos la directiva se ha dado cuenta de que el conjunto necesita un cambio radical, al menos para recuperar ese juego que les caracterizaba, aquel que les permitía ganar los encuentros con velocidad de crucero.

Ahora a centrarse en la liga

Esta montaña rusa llega en el momento más crucial del campeonato liguero. Más allá de polémicas, ahora es el momento de centrarse en la liga y la única prioridad para los blaugrana es ganar el próximo encuentro frente al Granada, con quienes perdieron en la primera vuelta.

Por el momento hay que echar un tupido velo y volver al partido a partido. Esto es lo mejor que pueden hacer mientras esperan cualquier movimiento.

Si los jugadores no  vuelven a reaccionar para poner la directa en esta recta final de temporada muchos de sus perseguidores podrían aprovechar esta situación para superarlos en la clasificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *