AMOR CON ROSAS BLANCAS

Veo tus hojas rojas de ceremonia

Colgando en esas sillas como si nada.

Eran como olas cargadas de bayas

Y hiedra fina, como si fuera playa.

Ya he visto la decoración de mi boda

Ya no me hace falta más.

Solo rosas blancas con margaritas prensadas

En minúsculas estrellas glaseadas,

Impregnadas cada una en pequeños pensamientos

Mal colocados.

Me sentía tan dichosa,

Que amaba tanto esas flores y la majestuosidad

De ese escaparate tan colorido,

Que mi sonrisa ya se hacía grande.

Tú ya sabes cómo hacerme feliz con poca cosa

Bañada en romance, te amo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *