Golpe de realidad al Real Madrid

El Real Madrid de Zidane ha visto como de una semana a otra todo ha cambiado de golpe tras la victoria por goleada al Alavés en la jornada anterior. Ahora se ha superado frente a un crecido Levante que acabó venciendo por 1-2.

Así es el futbol de caprichoso. Cuanto más arriba están, más dura puede ser la caída, como así se ha visto en esta contienda.

Asensio abría el marcador en el minuto 9, justo después de la expulsión de Militao, que determinó el desenlace del partido.

El jugador granota Morales empató en el 32, y Roger Martí sentenció en el 78.

Probablemente los blancos se excusaran por disputar este choque plagado de bajas.

A la sombra de Allegri

A pesar de este golpe de realidad, el Real Madrid mantiene sus opciones, aunque se haya visto superado en la clasificación por el Barça debido al golaveraje.

Todo hace indicar que seguramente este Real Madrid no da más de sí, o bien no sabe rematar la faena en aquellos encuentros que se le suele atragantan, como así le ha pasado con el club granota.

Zinedine Zidane está siendo consciente de que ya lo ha dado todo en el club merengue, y que por ello el imperio blanco de Florentino Pérez necesita resurgir de sus cenizas.

La sombra del técnico italiano Maximilano Allegri sobre el míster francés está siendo una realidad. El club blanco necesita más que nunca dar un golpe de timón para enderezar el barco.

Allegri podría ser el nuevo “galáctico” en este mercado de invierno. El entrenador tendrá la misión de hacer con este Real Madrid lo que Zidane no ha sabido demostrar en todo este tiempo. Bajo mi punto de vista, el míster italiano podría estar al caer.

Hace tiempo que los merengues están pidiendo un cambio porque con Zidane llevan tiempo estancados. Hasta ahora iban sumando victorias o bien por el acierto de Benzema o por alguna que otra intervención del VAR.

Mirando a un futuro próximo

Llegados a este punto los madridistas tendrán que fijar sus objetivos inmediatos tanto para esta presente temporada como para las próximas.

Todo pasa por el cambio obligatorio de inquilino en el banquillo del Santiago Bernabéu, y dejar que el propio Allegri tome las riendas del club de Chamartin. De esa manera no tardaran en recoger los frutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *