Problemática de las fiambreras en las escuelas

Trabajo en una escuela de Barcelona, en el servicio de comedor y voy a hablar de
la situación de los niños que tienen que almorzar en las escuelas y de sus familias.
Los niños/as que no pueden ir a casa a comer y se tienen que quedar en el comedor de las escuelas, tienen que pagar.
Ahora dejan les dejan llevar la fiambrera, pero para ello tienen que pagar tres euros por día. Y esto es un problema, porque con la crisis, hay gente que no se lo puede permitir.

Si los niños/as llevan la fiambrera de casa, se les puede estropear la comida, como por ejemplo, la ensalada, y según qué cosas otras cosas. Por ejemplo: sopas y salsas.
Para las familias supone pagar la comida, el tiempo de prepararla, y decidir cada día que comida se lleva el niño/a, además de pagar para que pueda llevarlo a la escuela.

Otro problema es cómo se organizan los colegios. Los chicos/as que lleven fiambreras deberán calentar la comida y éstos son muchos. Los que comen allí tendrán que esperarse o comer separados. También es un problema para los trabajadores del comedor, porque si hay menos trabajo, con los recortes, podrán echarlos fuera.

Mi opinión es que encuentro que está mal hecho porqué con la situación económica en la que nos encontramos, y los recortes, nos perjudica a todos: a las familias, a los chicos/as y a los trabajadores.
Nunca me había encontrado en una situación parecida.

 

Esther Figueras Limiñana, en nombre del Grupo de autogestores “Bienvenidos a Casa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *