La buena alimentación

 

Soy Esther, usuaria del servicio “Me voy a casa” de la Fundación Catalana Síndrome de Down y os quiero explicar lo que pienso sobre la alimentación y lo que supuso para mí cuando me fui a vivir sola.

Antes de irme a vivir sola, tanto en la escuela com en mi casa, siempre me han enseñado a vigilar la alimentación para que sea saludable.

Cuando vivía con mi madre principalmente lo hacía todo ella, aunque cuando veía las cosas que preparaba para comer le preguntaba si podía ayudarla o salía de mí ayudarla sin que me lo dijese. Recuerdo que me daba consejos para tener una buena alimentación, por ejemplo que comiese de forma variada.

Cuando me fui a vivir sola me encontré con que todo era más difícil de lo que pensaba. Aprendí a hacer cosas que no había tenido en cuenta cómo revisar el tíquet de la compra, controlar el tiempo de ebullición de la pasta o calcular las cantidades. Ahora que convivo con mi marido, me he adaptado a la alimentación a la que él estaba acostumbrado y él a la mía. Yo me encargo de ir a comprar y de hacer las comidas, y también tengo la ayuda de mi madre y de la persona de apoyo para las dudas que pueda tener.

Pienso que alimentarse bien quiere decir comer variado, no abusar de las grasas y beber mucha agua. No siempre es fácil hacerlo por ganas y por tiempo pero debe hacerse. Estaría interesada en tener más información.

Esther Figueras del Grupo de Autogestores “Bienvenidos a casa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *