La complejidad del ser humano

 

¿Somos complicados?

El que es rubio quiere ser moreno, quién es alto quiere ser bajo, los niños quieren ser adultos y los adultos quieren ser niños.
¿No tenemos nunca aquello que queremos?
Las cosas a las que no damos importancia la tienen, y mucha; incluso cuando pasan desapercibidas.
Pequeñas cosas como un beso, un abrazo o una mirada penetrante. Todo tiene un valor y no siempre es económico.

¿Existe el conformismo?
Cuando hablo de conformismo, me refiero a aquello que tenemos y no tenemos. Hemos de valorar, querer y cuidar lo que tenemos para que perdure cuántos más años mejor en nuestra vida. Para que esté más tiempo a nuestro lado.

¿Apreciamos aquello que tenemos o le damos importancia cuando lo perdemos?
A veces me paro a pensar en todo lo que tenemos y lo que nos rodea. Y me pregunto que ocurriría si nos lo quitaran todo de golpe.
¿Qué ocurriría?
¿Afrontaríamos un séquito de situaciones un tanto extrañas y a la vez incómodas o frágiles hacia nosotros mismos?
Hagámoslo todo más fácil para todos y todas y así podremos vivir de una manera más tranquila y relajada.
Este escrito tiene el objetivo de hacer reflexionar a quien quiera hacerlo.

* Texto original en catalán.

2 Comments on “La complejidad del ser humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *