Sanja Gjenero

La falta de solidaridad de las personas

Sanja Gjenero

Foto: Sanja Gjenero

A menudo vemos en televisión esos anuncios que te piden que apadrines a esos niños desnutridos de países pobres. En el momento que lo vemos, enseguida se nos encogen los corazones y los apadrinamos sin llegar a pensarlo dos veces. Hasta ahí todo va bien y mostramos nuestro compromiso con aquellos que lo necesitan más que a nosotros mismos.

Pero no muy lejos de nosotros y cuando se trata de dar alguna mísera limosna a aquellos pobres que no solo vemos en el metro sino también en plena calle, pasando penurias, yo mismo veo y contemplo que son muchas las personas que suelen pasar de largo. Es muy fácil presumir de que ayudamos a la gente que lo necesita cuando lo vemos reflejado en la pantalla de nuestro televisor de casa, cuando luego no lo hacemos con aquellos que tenemos más cerca.

Queda demostrado que la solidaridad solo la aplicamos cuando nos interesa pero luego no predicamos con el ejemplo. Seguramente si fuéramos nosotros los que estuviéramos pasando por lo mismo que la mayoría de los personas sin hogar no nos gustaría que la mayoría de la gente pasara de largo sin darnos nada, por lo que es evidente que lo que no queremos para nosotros no lo hagamos con los demás.

* Texto original.

One Comment on “La falta de solidaridad de las personas

  1. Hay mucha gente que es egoista y sólo piensan en si mismos, esa gente no ven nada más que su propio ego y nanda más. Por eso cuando vemos esos anuncios pasan de todo. Sólo se fijan en uno mismo. Esta gente hace que el mundo sea complicado y nos acaba de poner nervioso a los que lo rodean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *