Excursión a Sant Feliu de Llobregat

Me fue muy difícil moverme de un lado al otro. Esto es lo que me pasó cuando tuve que ir a Sant Feliu. Tenía que coger el metro de Fondo de la L1 (o sea la roja), bajar en Frabra i Puig i, desde allí, coger el tren a Sant Feliu de Llobregat.

La experiencia fue muy divertida, ya que fui con la Escuela de jardinería, o sea la Escola Viver Castell de Sant Foix.

Además, montamos una pequeña exposición de rosales y, el día que se inauguró, vino la gran ilustradora Roser Capdevila.

Yo me quedé boquiabierta, no sabía que decir-le, hasta que me vino a la cabeza Les tres bessones: Anna, Teresa y Helena.

Roser cogió una tarjeta de las suyas y me felicitó, me hizo una dedicatoria junto con su autógrafo.

Cuando llegue a casa no me lo podía creer, todavía.

Para mí aquel día fue mágico, memorable, en todos los aspectos.

Disfruté, reí e, incluso, me emocioné.

 

* Texto original en catalán.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *