Sirena imperial

 

Poemas pasados,

simples y olvidados,

de romances eternos,

de amores imposibles,

y el nomeolvides,

de tus ojos.

 

Me dicen

que me amas,

me quieres atar,

con dulces melodías,

con tu voz cantante.

 

No me sirve

que seas senzilla,

abierta,

y a la vez infiel,

te digo

que me atraes,

como una abeja, en enjambre,

sin embargo,

intentaré resistirme,

a tu mirada,

a tus encantos de mujer, armada.

 

Te seguiré velando

como tu amante fiel,

de manchado poeta,

de pensamiento intranquilo,

de besos, permanentes,

simplemente, porque eres tú, una belleza sirena,

como una ninfa de otoño, que despierta,

en un claro de luna,

de sitio afectuado,

del cariño que sientes,

ya que me atrapaste,

con una dulce

brisa inquieta.

 

* Text original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *