Mis vacaciones de verano

 

La verdad, podría decir que las vacaciones de este año, aunque han podido ser muy breves, las he vivido muy intensamente, disfrutando los días además de los momentos más cotidianos lo mejor posible, aunque como en todos los viajes siempre haya alguna “oveja negra” para generar mal rollo en el grupo.

Ha sido la segunda vez que repito destino nueve años después, con las pocas diferencias que los compañeros son otros y que hemos visto otros rincones de la misma isla menorquina a los que en su día no fuimos, entre otros sitios de interés, el puerto de Mahón o las ruinas prehistóricas.

Lo que más destaco en positivo es la convivencia entre nosotros y aquellos momentos divertidos que muchos recordarán muy gratamente. Estoy seguro de que viajes como este aún me quedan muchos por hacer.

El resto de mis días del mes de agosto ya los pasé en casa y esperando que habrán la piscina para poder aguantar el calor y de esa manera intentar olvidarme de mí paso por Menorca y volver a la rutina del trabajo que me esperaba.

 

* Texto original.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *