Otra vez a la rutina de los findes de semana


Foto: Jayanta Behera

Sí señores, después de pasar unas merecidas vacaciones navideñas, he vuelto a mi punto de origen, es decir gimnasio y la liga de fútbol sala. La verdad, hemos empezado el año como lo terminamos, perdiendo en el último minuto por 3-4. Pero bueno, no pasa nada, disfruté mucho del partido que jugamos. Al menos damos espectáculo y gratis, la afición se ríe mucho.

Cuando llegué a mi casa, me duché, me cambié de ropa y me fui a mover el esqueleto a la disco. Casi ligo pero me quedé allí en el casi, pero bueno no pasa nada ya vendrán tiempos mejores.

Cuando llegué a mi casa lo primero que pasó es que sonó el teléfono, era mi madre, me invitó a cenar y lógicamente claro que acepte, todo lo que sea comer me encanta y mi súper sábado acabo a las 23.30 de la noche. Lógicamente, estaba reventado.

El domingo fue más tranquilo. Por la mañana me fui a ver el partido de básquet del Barça, estuve sentado en tribuna, eso sí que fue un buen partido y además como a mí me gustan: rápidos, con ánimo y alegría. Cuando llegué a mi casa comí, lavé los platos y me fui a dar un paseo con mi grupo de amigos.

Esto sí que es vida, la tenemos que vivir siempre pensado positivamente.

 

* Texto original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *