La generación perdida

perros_callejeros

La generación perdida es la que conforman aquellas personas que cayeron víctimas de la heroína, un tipo de droga inyectable por jeringuilla introducida a España a principios de los años 80 se dice que por una banda conocida como Los Mercheros, y que hizo estragos en la sociedad de la época, haciendo que delitos como los robos de bolsos por el método del estirón y los atracos a sucursales bancarias estuvieran al orden del día, circunstancia que motivó que Caixa de Catalunya decidiera proteger sus oficinas instalando mamparas de cristal anti-balas encima de los mostradores.

Este fenómeno motivó la creación en 1987 de la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción), la primera campaña de sensibilización la cual, no obstante, no se emitió hasta 1990.

La realidad social de aquellos tiempos dio a luz a un tipo de películas llamadas quinqui que retrataban los ambientes marginales o bajos fondos de las grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Dentro de este subgénero proliferaron directores como José Antonio de la Loma que llevó a la gran pantalla la vida en su etapa adolescente de Juan José Moreno Cuenca el Vaquilla, a los filmes Perros callejeros y Yo, el Vaquilla en los cuales el personaje central fue interpretado por otro delincuente, Ángel Fernández Franco alias Torete, que posteriormente protagonizaría su propia película titulada Los últimos golpes de el Torete, también dirigida por José Antonio de la Loma.

Eloy de la Iglesia fue otro realizador especializado en cine quinqui que en 1980 rodó Navajeros, la que se considera la película pionera del subgénero protagonizada por José Luís Manzano, que fue un actor habitual de los films de de la Iglesia, como Deprisa, deprisa (1981), El pico (1983) o La estanquera de Vallecas (1986), en la cual compartió reparto con Emma Penella, que dio vida a la propietaria del establecimiento que da título a la cinta, una mujer mayor que se resiste a ceder a las exigencias de dos delincuentes que irrumpen en su negocio con la intención de llevarse la recaudación. El valor de la mujer hace que se establezca un estrecho vínculo con los rateros.  El trío protagonista del film lo completa una jovencísima Maribel Verdú, quien encarna a la sobrina del personaje interpretado por Emma Penella. El año 1982 Eloy de la Iglesia rodó Colegas, protagonizada por los hermanos Antonio y Rosario Flores.

El cineasta Miguel Albadalejo hizo resurgir el cine quinqui con Volando voy, film que recrea la infancia de Juan Carlos Delgado alias El Pera, un niño rebelde que a los 9 años ya era todo un prodigio al volante, que se dedicaba a robar coches en Getafe, su ciudad natal durante a finales de los años 70, personaje interpretado por el actor Borja Navas. Su paso por la Ciudad de los Muchachos, el centro de menores que, en aquellos tiempos era llamado reformatorio, lo reinsertó en la sociedad, de forma que Juan Carlos Delgado utilizó su destreza al volante, primero para competir en la Fórmula Renault y, posteriormente para trabajar profesionalmente de probador de prototipos.

Actualmente Juan Carlos Delgado imparte clases de conducción evasiva a los agentes de la Guardia Civil, lo cual da fe que, a veces una vida en principio rota por un entorno familiar desestructurado puede tener un desenlace feliz.

* Texto original en catalán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *