Una Semana Santa diferente

semana_santaFoto: www.freeimages.com

Esta última Semana Santa ha sido diferente, porque el lunes fue fiesta en Catalunya y dos días después ya era el día de Sant Jordi, de ir a comprar tradicionalmente el libro y la rosa. Este año se han juntado los dos días casi a tocar.

Esta vez la Semana Santa la he podido disfrutar a mi manera, con buena compañía, sin mis padres y cerca de casa. Estoy cansa de ir a los sitios en familia. No es lo mismo salir en familia a ver procesiones que quedarse una semana con la pareja o amigas y hacer otras actividades. No es que esté en contra de las tradiciones, simplemente me aburre ver los pasos de las procesiones, películas antiguas de romanos o ver que no pasa nadie por la calle.

A veces pienso que es mejor quedarse en casa en esta época del año que encerrarse en un hotel. Ya me hubiera gustado a mí no salir, pero como mis padres me obligaban a salir a ver las procesiones, no me quedaba más remedio que aguantar y poner cara de aburrimiento.

Al menos este año he podido decidir qué hacer y con quién. El resultado ha sido satisfactorio.

* Texto original en catalán.

2 Comments on “Una Semana Santa diferente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *