Reflexionemos

reflexionem

Foto: www.freeimages.com

Como en unos días llegarán las vacaciones y es la estación durante la que podemos quedar más con las amistades, la familia o la pareja, os propongo unos refranes con sus correspondientes justificaciones para que las podáis seguir, y así poder ser más felices.

• Vive y deja vivir: Cuando no se deja vivir, quién lo hace puede tener remordimientos por haber herido a la persona que quiere y se puede sentir desplazado en el caso que la otra persona la rechaza.

Quién lo recibe actúa haciendo lo mismo para que el otro se dé cuenta de sus errores o bien pasa del problema o pasa totalmente de la persona.

• No siempre se ha de tener razón: Hay gente que tiene mucho orgullo y por más que les digas blanco, te dirán negro.

Cuando varias personas tienen un carácter similar o/e igual de orgullosos, a la larga hace que se separen o se dejen de hablar durante un tiempo. El orgullo nos puede dominar y traernos muchos problemas.

• Primero tú y luego los demás: Hay que saber cuidarse. Cuando te sientas bien contigo mismo podrás cuidar de los demás.

Cuando se intenta hacer al revés, puede pasar que transmitas el mal humor a los demás sin que te des cuenta.

• No quieras agradar a todos: Siempre habrá alguien que no querrá estar contigo o a quién no le gustes.

Déjalo, céntrate en lo tuyo. No te preocupes.

Por más que insistas o pasará de ti o estará contigo por tu insistencia. Es mejor preguntarle primero si desea formar parte de tu vida y que se sincere que haberle “obligado” a quedarse.

• Me ha dicho María que…: Los malentendidos están a la orden del día. No cuentes nunca las conversaciones de los demás, o corres el riesgo que el otro te malinterprete y se una bola grande con discusiones de todo tipo.

Para que no surjan estos conflictos es mejor hablar con la persona adecuada antes que preguntarlo a los demás. Y si te preguntan por el tema, mejor evitarlo.

Cada uno lo interpreta de forma diferente. Alerta con lo que contamos. Pensad que hay persona que quieren hacer el mal, van de mala fe, o por falta de confianza o porque van por su propio interés.

Tened a mano estas pautas para que podáis ir con prudencia, por si las necesitáis. Imprimidlo o entrad en el blog tantas veces como creáis.

* Texto original en catalán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *