Mis vacaciones en Peñíscola

Foto: Paco Marín

De todos los viajes que he hecho durante el tiempo que llevo en la Fundació Catalana Síndrome de Down, podría decir que el hecho de ir a Peñíscola ha sido como volver a empezar de cero.

Durante la semana que he estado puedo decir que he disfrutado de cada uno de sus más bellos rincones, incluso podría decir que me he dejado llevar por su historia. Porque Peñíscola es mucho más que su castillo, por su gastronomía, la cercanía de su gente además de sus playas y al igual que el puerto.

No nos extraña que el propio Papa Luna hiciera todo lo posible para no salir de ese lugar de Castellón, porque muchos de nosotros hubiéramos hecho lo mismo.

Es evidente que he disfrutado tanto de sus mañanas como de sus noches y no hay mejor compañía que yendo en grupo.

Tanto Cristina Rodríguez como Andrea Colomer han sido de las mejores personas de apoyo con las que yo he compartido viaje. Pocas veces me lo he pasado tan bien como este año y espero seguir viajando las veces que hagan falta.

*Text original en castellà.

2 Comments on “Mis vacaciones en Peñíscola

  1. Paco quina il·lusió llegir aquestes paraules i sobretot recordar els bons moments!
    Moltes gràcies! Va ser sens dubte un viatge fantàstic.
    Una abraçada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *