¿Un pozo de sabiduría? ¿O un pozo de experiencia? ¿Qué opinas?

Ahora quisiera hablaros del mundo de ser discapacitado o no serlo.

¿Por qué este tema?

Viendo el programa “Viajando con Chester”, han entrevistado a Juan Manuel Montilla, El langui, que es músico del género del rap.

¿A qué se deben las ganas de hablar de esta persona? Es porque tiene una discapacidad debido a una parálisis cerebral.

Sin embargo aparte de ser cantante como ya he dicho tiene dos hijos bien guapos.

Escuchando la entrevista a Juan Manuel Montilla, me ha hecho ver lo que me pasaba a mí de pequeño y quisiera explicaróslo a todos vosotros, que es lo mismo que él ha hecho en la entrevista.

Como muy bien ha dicho él en la entrevista, las personas con unas dificultades motrices o de cualquier otro tipo, tienen la tendencia a no pasar desapercibidas.

Esto se ve reflejado por la sociedad en la que vivimos, porque muchas veces recibimos estas personas como: pobrecito, ¿quieres que te ayude?, ¿quieres un caramelo? …

Esto mismo me ha pasado en mi persona y por eso quisiera reclamar un cambio de actitud hacia estas personas, que no se las anule, que no se las limite y como no, que no sintamos pena por estas personas.

Sino lo contrario ayudemos a que prosperen, crezcan y se desarrollen allí donde son buenos y no tanto encarcelarlos en escuelas especiales, esplais adaptados…

Para poder tener una mejor integración dentro de la sociedad, integrémosles dentro de las escuelas ordinarias pero con una ayuda o apoyo para que puedan seguir su camino.

Muchas veces las personas que tienen discapacidad tienen miedo de salir adelante porque desde los médicos ya generan inseguridades y miedos a seguir adelante y eso acobarda a la persona y principalmente a la familia que también colabora y contribuye muchas veces conscientemente y otras no tanto.

Yo mismo puedo afirmar que de pequeño pensaba poder ser mayor y ser lo más autónomo posible y a día de hoy ya lo soy gracias a la Fundación Catalana Síndrome de Down, debido al esfuerzo que hacen para que yo pueda vivir de forma independiente, así como un trabajo personal muy elaborado para no ser destruido por la negatividad y dificultades que yo mismo pueda llegar a tener.

Desde muy pequeño puedo afirma que consiguieron entre muchas personas hacerme sentir: vulnerable, indefenso, inseguro y como no, tener miedo de cualquier situación que desconozca.

Ser discapacitado para mí no es un problema, más bien es una virtud, porque valoro más mi esfuerzo físico y psíquico afrontando todo lo que se me presenta.

¿Hacemos un cambio?

*Texto original en catalán.

Foto: Pixabay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *