¡¡¡ ¿Dónde estás? !!!

Allí donde estés espero que estés bien.

Lo que has dejado en tu camino

han sido muchas cosas y muchas de ellas inolvidables

amor, felicidad, alegría y bondad…

Siempre te recordaré en tu máximo esplendor,

lo que eres y serás siempre para mí

una persona magníficamente espléndida y brillante

espero que puedas seguir un camino en algún otro lugar

y que en este camino puedas encontrar mucha más gente

magnífica que cuide de ti y tú de ellos.

En mi corazón perdurarás siempre y

siempre te recordaré con mucho amor y aprecio.

Gracias por todo lo que nos has dado.

Gracias por todo lo que has hecho por nosotros.

Muchas gracias por todo el amor recibido.

Cómo me gustaría poder decidir alargarte la vida

para poder abrazarte y amarte

para poder hacerlo ¡¡¡una vez más!!!.

Como me gustaría poder estar a tu lado para poderte seguir dando amor.

Cuando pienso contigo el cuerpo se me enfría

porque me falta algo que antes tenía y ahora ya no tengo.

Cuando pienso en tu sonrisa mi corazón se calienta.

Cuando me acuesto pienso en la posibilidad de que algún día podré volver a pasear a tu lado mientras duermo.

Un paseo lleno de árboles verdes, llenos de hojas y remojados por la lluvia recayendo,

que simboliza mis lágrimas hacia ti, con un sol que nos calienta a ambos y un aire que nos refresca el alma interior

que en la vega levanta las hojas de tierra ya caídas.

(Inspirado en el paseo del río de Olot)

Y así poder estar un rato más contigo.

Gracias por todo.

Un fuerte abrazo donde quiera que estés.

*Texto original en catalán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *