DIARIO DE UN JOVEN CON SÍNDROME DE DOWN. CAPÍTULO 3: MIS GESTIONES DE CADA DÍA

Después de la expectación que han generado los dos primeros capítulos, era evidente que eran muchos los que esperaban ansiosos por saber cuáles son mis gestiones de cada día.

Así pues tanto da que sea lunes como cualquier otro día de la semana, ya que las tareas diarias vienen a ser las mismas, muchas de ellas son externas.

Las más frecuentes vienen a ser los trámites de hacienda, seguridad social, correos, … alguna vez que otra también voy al registro mercantil o al de la propiedad.

Pero las que son más frecuentes son la correspondencia a los clientes del despacho, e incluso en temporada de navidades también les suelo llevar algún que otro obsequio navideño.

Luego están aquellas otras, las internas, como: escaneo de documentos, fotocopias, reparto del correo interno e incluso alguna que otra compra en la semana que no ha venido el pedido del supermercado.

Y de esta manera suelen pasar las semanas. De vez en cuando, llega el típico lunes sobrecargado de estrés y algún que otro agobio. Lo suelo llevar con paciencia.

Los viernes, sin embargo, parece que todo sale mucho más ameno, es como si fuera el único día de la semana que trabajo con otro ritmo, que incluso me da tiempo para comentar con los compañeros las actividades que haremos el fin de semana.

Para poder hacer todo lo que hago, la única manera es dosificar las tareas para así poder gestionarme y también cabe destacar la hoja de control de las gestiones, lo que hace que mi oficio sea mucho más profesional de lo que ya es.

Es evidente que cada día trabajado en este despacho es una nueva aventura urbana y es lo que hace que mi día a día sea el más creativo, por lo tanto en mi caso el trabajar deja de ser una lata.

*Texto original.
Foto: Pixabay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *