La preocupación  

La preocupación es tant desagradable para mucha gente, pero desafortunadamente existe y tenemos que afrontarla lo mejor que podamos, y con el mejor optimismo posible, para no caer en un agujero depresivo.

Estas preocupaciones muchas veces no tienen solución inmediata como quisiéramos, otras no tienen solución y aún así seguimos dándole mucha importancia y nos crea agonía o angustia para alcanzar la solución.

Tenemos que saber llevarlo de la mejor manera posible, si el camino que tomamos no es el bueno debemos tratar de intentar cambiar de camino sin tropezar ni hacernos daño a nosotros ni a quien esté a nuestro lado.

Las preocupaciones que tienen solución, tenemos que ir afrontándolas de una forma continuada e insistente hasta llegar al final de la cuestión, para alcanzar la tranquilidad y poder ir a solucionar la siguiente situación.

Animo a toda aquella persona a quien las preocupaciones se apoderan de su paciencia y la destruye que haga un cambio rotundo y lo mire con mucho más optimismo e insistencia como ya he dicho anteriormente.

A quien le cueste más, tengo una propuesta muy sana que es escuchar música porque la música da sentido y ritmo a todo aquello que está apagado, decaído, triste o poco motivado.

Por lo tanto ya sabéis un punto de vista diferente.

¿Qué opináis?

Me gustaría mucho poder saber vuestra opinión ya sea positiva o negativa. Porque me ayudaría a madurar aspectos míos personales, profesionales y espirituales. Y así prosperar como persona y también poder desarrollar mi crecimiento personal que estoy haciendo y llevando a cabo diariamente.

*Text original en catalán.

Foto: Pixabay.

One Comment on “La preocupación  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *