El día que la música se volcó en un continente

Hace unos días se cumplieron 30 años de un evento musical histórico sin precedentes. Todo comenzó con la grabación de un disco benéfico la navidad de 1984 con el single Don’t they know it´s Christmas? (¿No saben que es Navidad?) que culminó en un concierto en el estadio de Wembley en Londres el 22 de diciembre de ese año. Actuaron los mismos artistas y grupos que habían colaborado en el proyecto impulsado por el cantante Bob Geldoff.

Este concierto sólo sería el preludio de otro de mayor magnitud, que tuvo la particularidad de celebrarse simultáneamente en dos ciudades en ambas orillas del Atlántico como son Londres y Filadelfia. Este evento musical fue bautizado con el nombre de Live Aid Concert por África, que reunió a flor y nata del panorama internacional, incluyendo en el cartel a primeras figuras como Spandau Ballet, Nick Kershaw, Madonna, o el dúo formado por Mick Jagger y David Bowie interpretando el tema Dancing in the Street, original del grupo Martha & the Vandelas.

La organización del macro concierto corrió a cargo de Harvey Goldsmith, promotor de conciertos, que colaboró ​​con Bob Geldoff en los preparativos del mismo. En cuanto a la concepción del logotipo, en un principio se pensó en la silueta de África dentro de un plato flanqueado por un cuchillo y un tenedor, pero la imagen final fue la del continente con un mango de guitarra eléctrica sobresaliendo por la banda mediterránea. Otra cuestión fueron los derechos de retransmisión del concierto, de los que Bob Geldoff dejó claro al representante de la televisión pública danesa que si no pagaba no tendría concierto.

Finalmente llegó el 13 de julio del 1985, domingo, en el que las miradas de millones de telespectadores estaban puestas en el estadio de Wembley de Londres por un lado y en el John F. Kennedy de Filadelfia por el otro, pero como algunos de los artistas que tocaban ese día lo hacía primero en la capital británica por la mañana y en la ciudad de Pensilvania por la tarde, o al revés, debían volar en Concord de British Airways, como fue el caso de Phill Collins.

En la actuación de Bomtown Rates en Wembley, entre el público asistente estaban la hija y el padre del líder de la banda, es decir, el propio Bob Geldoff, sin el cual ese acontecimiento histórico nunca habría tenido lugar.

* Texto original en catalán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *