En el camino de los 36 años

Si hay algo en la vida en lo que todos coincidimos es que lo más esencial es cumplir años y eso es señal de lo bonito que es poder vivirlos, y a poder ser compartirlos con todos aquellos que te quieren de verdad.

O bien con aquellos compañeros de trabajo con los que pasas buena parte de tu tiempo al igual que con los amigos con los que te ves semanalmente.

Por el momento a mis 35 años actuales la verdad es que no me puedo quejar ni mucho menos ya que he ido cumpliendo uno a uno todos mis propios retos, ya sean personales así como profesionales.

Es por ello que ya que estoy en el camino de los 36 años considero que ahora  es el momento de analizar lo que hasta ahora he conseguido.

Es evidente que no me ha podido tocar un mejor puesto de trabajo como el que tengo y ya no solo por lo que revitaliza la profesión en sí, sino que me puedo sentir todo un privilegiado  por poder celebrarlo con los mejores compañeros.

También me puedo sentir totalmente orgulloso no solo de tener a la mejor familia que puedo tener y con la que ya lo celebraré cuando se pueda, sino que al mismo tiempo cuento con las mejores amistades, muchas de las cuales me siguen “idolatrando”.

Es evidente que con mi edad actual me ha dado para mucho por lo que ahora ya sí que no hay marcha atrás, ya no solo por el hecho de cumplir un año más. Si no que también gano tanto en experiencia, algo más de veteranía si cabe, pero lo más importante es que tendré nuevos retos por conseguir, pero sobre todo más responsabilidades.

El próximo jueves será el día en el que espero que no solo sea un día más del calendario, en mi mano esta que parezca festivo sin llegar a serlo y poder ser disfrutarlo como si fuera el último día.

* Texto original.

Foto: freeimages.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *