El Barça invencible empieza a flojear

Ya lo íbamos advirtiendo, por lo menos desde que el Barça venciera por goleada a la Real Sociedad el día 26 de noviembre, del peligro de dejarse arrastrar por una euforia  desmesurada. Y con ellos, cierta parte de la afición barcelonista también se dejó llevar por una racha de victorias consecutivas.

Como era de esperar, el equipo de Luis Enrique se había dejado llevar tanto por esa euforia que, a día de hoy, ellos solos se han metido en un callejón sin salida.

La inoportuna lesión de Neymar les ha sentado como un jarrón de agua fría ya que en el momento que han perdido al jugador brasileño se les ha esfumado también la verticalidad, velocidad y todo aquello que les hacia ganar prácticamente de memoria sus anteriores contiendas.

La falta de rematar los encuentros les ha propiciado tres empates consecutivos frente al Valencia, Bayern Levercusen en Champions y ahora frente a un Deportivo que ha sabido remontar un marcador en contra.

Si podemos sacar algo en claro de estos inadmisibles tropiezos, es evidente que el Barça invencible empieza a flojear, si bien podrían justificar lo injustificable. Igual lo achacaran a la ausencia de Neymar o bien por los encuentros del mundial de clubes.

También es cierto aun queda mucha competición por jugar  y somos muchos que no queremos ni pensar que nos acostumbren a alguna que otra derrota o bien a algún que otro empate.

Por suerte tenemos una plantilla que ha sabido salir de apuros en muchas ocasiones y, por lo tanto, volver a encontrar la senda que les lleve a reengancharse a una nueva cadena de victorias. El primer paso para ello es conseguir el que sería el quinto título de la temporada. Y a poder ser salir por la  puerta grande y conquistar no solo el mundial de clubes, sino también coronarse en el lejano oriente.

Foto: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *