El Valencia vive una de sus peores crisis

En la ciudad del Turia hay un club con un brillante palmarés de grandes títulos que cuenta con una larga historia dentro del campeonato nacional. Durante mucho tiempo también ha sido considerado uno de los grandes, de la misma categoría que el Barça, el Real Madrid y Atlético; pero venido a menos esta temporada.

Reconocen haber tenido mejores temporadas e incluso pueden presumir de tener una de las mejores plantillas de la competición.

Por si  el lector  aun no lo sabe, estoy hablando del Valencia.  Para muchos de sus aficionados esta temporada está  siendo irreconocible.  Incluso  el propio entrenador actual, el inglés Gary Neville, está siendo peor que su antecesor en el banquillo, el portugués Nuno Espiritu Santo.

Con el técnico portugués, los jugadores por lo menos se crecían ante las adversidades en los enfrentamientos directos con rivales de su misma calidad y juego. Recordemos que en muchas ocasiones solían poner en apuros al Barça de Luis Enrique.

Ahora parecen estar muy lejos de aquel equipo que llegaba a jugar en la máxima competición europea, la Champions League, y aunque le ponían empeño se quedaban en el camino.

Con la derrota en liga frente al Sporting de Gijón y la humillación copera en Can Barça, no solo están quedando en evidencia sino que claramente se puede decir que el Valencia está pasando una de sus peores crisis.

Cierto es que aún queda mucho por jugar y la lucha por un puesto en alguna competición europea en la zona alta de la tabla clasificatoria se está poniendo al rojo vivo. La única pena es que tanto su afición, así como sus socios y simpatizantes que suelen llenar el estadio de Mestalla cada fin de semana, parece que se hayan desilusionado y hayan perdido la confianza en un equipo que siempre ha tenido el papel del eterno aspirante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *