La violencia de género

Desafortunadamente, un problema bastante frecuente en la sociedad que vivimos es la violencia de género. Esta se da mucho más en las mujeres; según lo manifiestan los periodistas y los medios de comunicación.

Así pues, ¿queda más focalizado en el género femenino?

Yo creo que esto se debe a que la imagen que quiere dar el hombre es que es el más fuerte, responsable y quién debe llevar el dinero a casa y mantener la familia.

Esta idea creo que es muy errónea debido a que el hombre no debe pisar la mujer bajo ningún concepto. Tampoco debe ser una guerra de sexos para ver quién es el más fuerte y el más débil. Débil no hay nadie; sólo es una ideología anticuada y para mí un poco roñosa.

La mujer hoy en día no es débil. Tampoco debe depender de nadie ni ser el centro de atención de nadie.

Muchas veces la violencia de género viene promovida debido a una falta de control muy grande de nuestras emociones o situaciones vividas, como también por pensamientos erróneos.

Cuando se inicia una relación con una pareja sea del sexo que sea se debería dejar muy claro que debe haber respeto por parte de las dos partes. Y si a esto le añadimos un control bastante elevado de nuestras emociones, ayudará mucho más evitar la rabia y la ira y fomentar el entendimiento con la persona con la que está en ese momento.

La violencia de género se puede dar de tres maneras: física, psicológica y sexual. Yo conozco estas pero desconozco si pueden haber otras.

La violencia física suele ser con golpes al cuerpo de la persona.

La psicológica es una de las menos trabajadas debido a que no se ve tan claramente como la física. Además, es una de las que más cuesta de recuperarse debido al daño ya hecho a la persona.

La sexual puede ser uno de los problemas más frecuentes debido a la forma en que se lleva a cabo la sexualidad a día de hoy. Creo que la sexualidad no ha dejado de ser un tabú debido al miedo que se crea y genera por tener tan presente los perjuicios que conlleva y las enfermedades que puede transmitir.

La sexualidad debería ser una situación de satisfacción, diversión y experimentación. Sin embargo, decir también que siempre se debe practicar con sensatez, previsión y protección.

Por todo ello, la violencia de género debería desaparecer con la ayuda de todos para garantizar una mejor convivencia en nuestra sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *