UNA AVENTURA EN EL MUNDO NATURAL

Hace unos años yo no pensaba que mi futuro se inclinara por los estudios naturales. Pero así fue. Pasé por muchas escuelas, entre ellas Fàsia-Eixample, y finalmente la vida me condujo el Vallès Oriental.

Allí está ubicada la Escola Viver Castell de Sant Foix. Concretamente, está en Santa Maria de Martorelles, entre los municipios de Martorelles y Mollet del Vallés.

En esta etapa de mi vida, aprendí muchas cosas; como por ejemplo, el garden, la nomenclatura o el mercado. ¡Me gustó mucho!

Afortunadamente, aquella experiencia me llenó. Hice muchos amigos. Algunos me hacían la pelota y otros, me querían tal y como era.

Estar haciendo jardinería me hizo tan feliz que no quería estar sola en ningún momento. Tenía unos compañeros que eran unos tesoros, pero había uno que era tan nervioso que me distraía y hacía cosas que a mí me sorprendían como cargar piedras o hacer trabajos forzados en el huerto.

Subir a los árboles me relajaba y descubría una parte de mí que no había desarrollado nunca. Por ejemplo, estudiaba los nombres de las plantas en latín y sus descripciones.

También llegué a tocar árboles de gran tamaño. Y eso a mí me interesaba mucho. Fue una asignatura muy bonita porque hacíamos teoría y a la vez, salíamos de la clase para ver la altura de todos los árboles.

Nos hicieron el examen y yo obtuve un gran resultado.

Ahora me encantaría hacer aromaterapia. Y no resumida, sino entera; porque hablamos de las plantas medicinales y me quedaron muchas dudas. Creo que los aceites hechos con plantas relajan a las personas y me gustaría saberlo aplicar.

Aparte de eso, también hice otras cosas; como diseño y paisajismo. Al final de curso, teníamos que hacer una exposición de plantas con varios colores. Teníamos que escoger entre dos ciudades para componer plantas y colores y plasmarlo en un diseño para exponer. Y a mí me costó elegir. Finalmente escogí Sant Feliu de Llobregat y el resultado ya lo conocéis porque el expliqué en el artículo Exposición de rosas en Sant Feliu.

En definitiva, tengo un buen recuerdo de mi paso por la Escola Viver Castell de Sant Foix. Allí aprendí a hacer bocetos florales y vender flores en el mercado.

 Foto: http://castellsantfoix.blogspot.com.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *