BALAS Y ESTRELLAS

Las recientes matanzas en la discoteca gay Pulse en Orlando (Florida) en la que murieron 50 personas, y la ocurrida en Dallas (Texas), que se saldó con cinco muertos (todos agentes de policía); han puesto sobre la mesa en plenas elecciones presidenciales la necesidad o la conveniencia de regular tanto el comercio de armas de fuego como la concesión de licencias para poseerlas.

UNA NACIÓN NACIDA SALVAJE
La segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos dice textualmente lo siguiente: «Siendo necesaria una milicia bien regulada para la seguridad de un estado libre, el derecho a poseer y llevar armas no podrá ser infringido». Este artículo fue ratificado el 15 de diciembre de 1791. Desde los tiempos de la conquista del Oeste, las armas han impuesto su ley. Concretamente la ley del Talión que reza «ojo por ojo, diente por diente».

El revólver creado por Samuel Colt tuvo un papel capital en un episodio de la historia de Estados Unidos como el mítico tiroteo de OK Corral en Tombstone (Arizona) el 26 de octubre de 1881. El enfrentamiento armado lo protagonizaron los hermanos Wyatt, virgil y Morgan Earp y Doc Holliday contra Bill Clayborn y dos pares de hermanos: Frank y Tom McLaury, y Ike y Bill Clanton.

BAÑO DE SANGRE EN LAS AULAS
Las matanzas masivas más abrumadoras ocurridas en Estados Unidos han tenido como escenario institutos de secundaria y universidades. La más remota de la que se tiene constancia es la que tuvo lugar en Bath School de Michigan el 18 de mayo del 1927. Andrew Kehoe asesinó 36 compañeros, pero no cosiendo a tiros sino haciendo explotar dinamita.

En la Universidad de Texas, el 1 de agosto de 1966, Charles Withman, un antiguo marine, disparó indiscriminadamente desde la torre del campus con una carabina M11 acertando mortalmente 15 personas e hiriendo a 32 más antes de suicidarse .

El 20 de abril de 1999, en el instituto de secundaria de Columbine (Colorado) dos estudiantes del centro, Eric Harris y Dylan Klebold, armados con dos escopetas y una carabina abrieron fuego causando 15 muertos (incluidos los dos autores de la masacre) y 21 heridos. Al día siguiente del dramático suceso, hay haber algún diario que publicó la noticia adjuntando al texto una fotografía del cantante gótico Marilyn Manson, sin que tuviera ninguna relación con los hechos. Pero al estar considerado el enemigo número uno de la moralidad norteamericana, el rotativo conjeturó que el controvertido artista pudo influir en los dos jóvenes. Este evento inspiró el cineasta Michael Moore para realizar el docufilm de denuncia «Bowling for Columbine».

El 16 de abril de 2007, Seung-Hui Cho, un estudiante de origen surcoreano matriculado en el Instituto Politécnico y Universidad de Virginia, donde cursaba el último año de Literatura Inglesa, irrumpió en el campus armado con una pistola Glock 19 y una Walther P22 disparando a diestro y siniestro matando 33 estudiantes y luego se quitó la vida.

La siguiente matanza de este tipo fue la perpetrada por Adam Lanza en la escuela de educación primaria Sandy Hook, situada en la localidad de Newton, en el estado de Connecticut el 14 de diciembre de 2012. La locura del joven de 20 años se saldó con un balance de 28 muertos (20 niños, 6 docentes del centro, el autor de la masacre y su madre).

NOCHE DE MÚSICA Y TERROR
La noche del 11 al 12 de junio de este año tuvo lugar en el club Pulse, un local destinado al colectivo homosexual de Orlando, un tiroteo indiscriminado y xenófobo, cuya autoría fue reivindicado por un ciudadano de origen afgano en nombre del Estado Islámico. La organización, responsable de la masacre de la sala de conciertos Bataclan en París el pasado 13 de noviembre, actuó con el mismo modelo de arma que en el local de ocio americano: un fusil de asalto Kalashnikov. El día antes de la matanza, en la misma ciudad de Orlando, fue asesinada la cantante Christine Grimmie, que se había convertido en un ídolo juvenil gracias al concurso musical «The voice» a manos de un perturbado que le disparó a boca de cañón en el momento en que el artista estaba firmando autógrafos. Su hermano consiguió reducir el asesino, por lo que fue considerado un héroe por los asistentes al concierto que la víctima estaba a punto de ofrecer en el Plaza Theater.

RABIA CONTRA LA AUTORIDAD
El pasado viernes 8 de julio tuvo lugar una manifestación integrada por ciudadanos afroamericanos en Dallas en protesta por el abuso de autoridad que algunos agentes de policía ejercen sobre este colectivo. Un individuo de raza negra, de apellido Johnson, decidió tomarse la justicia por su disparando como un francotirador contra los representantes del orden público, de los que tocó cinco mortalmente, además de herir a seis más. Estos dramáticos acontecimientos han obligado al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a limitar a 21 horas la duración de su visita a España.

UNA INSTITUCIÓN «DE ARMAS TOMAR»
La Asociación Nacional del Rifle (NRA en inglés) es una institución histórica en Estados Unidos, que a pesar de haber sido fundada en Nueva York en 1871, actualmente tiene su sede en Fairfax (Virginia). Esta organización se caracteriza por defender a ultranza la segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, apelando el derecho de defender la vida, lo que puede ser interpretada como un derecho legítimo a tomarse la justicia por cuenta propia. El desaparecido actor Charlton Heston, fue el presidente de la ANR entre 1997 y 2003, llegó a argumentar que Estados Unidos se encontraban inmerso en una guerra civil que amenazaba las libertades y los derechos de su pueblo. La asociación Nacional del Rifle parece vivir impasible al descontrol de las armas que tantas muertes innecesarias ha causado. La respuesta de la entidad a esta realidad es que «No son las armas las que matan sino las personas que las hacen funcionar».

Kentucky es probablemente el estado norteamericano donde la pasión por las armas de fuego está más arraigada.

CUANDO UNA PANTALLA DE CINE ES UN ESPEJO DE LA REALIDAD
En muchas por  películas y series de televisión han podido ver personajes adquiriendo armas de fuego como quien compra en una ferretería. Un claro ejemplo sería «Un día de furia», film dirigido por Joel Schumacher en 1992, en el que un hombre corriente (Michael Douglas) tiene que sobrevivir en la jungla de asfalto que metafóricamente representa la ciudad de Los Ángeles. Las continuas adversidades que este personaje debe afrontar lo llevan a convertirse en un guerrero urbano en comprar todo un arsenal en un establecimiento regentado por un neonazi que no le pide a su cliente ningún tipo de documento para llevarse las armas adquiridas .

ESPAÑA, MÁS RESTRICTIVA HACIA LAS ARMAS
La legislación española es más rigurosa en materia de concesiones de licencias para la posesión de armas de fuego, por la que se evalúa la aptitud de los demandantes mediante un examen psicológico. Dos requisitos que deben cumplir todo aspirante a un permiso de armas son, por un lado, no tener antecedentes penales y por otro, realizar prácticas de tiro para disparar pistolas, rifles o escopetas de manera responsable. El uso de las cuales deben limitarse a la caza y el deporte. En caso de que la finalidad de la tenencia de las armas sea el  coleccionismo, estas deben ser anteriores al 1890.

LECCIÓN DE HISTORIA NO APRENDIDA
Los Estados Unidos deberían tener en cuenta que cuatro de los presidentes que han tenido a lo largo de su historia han sido asesinados por armas de fuego: Abraham Lincoln (1865); James A. Garfield (1881); William McKinley (1901) y John Fitzgerald Kennedy (1963). Ronald Reagan no pasó a formar parte de esta lista negra de magnicidios de milagro cuando, en 1981, fue objetivo de un tiroteo del que salió ileso. Así pues, los Estados Unidos, el país del mundo con más armas de fuego por habitante, más que de las barras y estrellas, debería decir el país de las balas y estrellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *