Contentos de vivir en pareja

Me gustaría demostrar a la gente que las personas con discapacidad pueden vivir solas y tener una vida independiente. Este es el caso de Roberto e Irene, una pareja con síndrome de Down que hace unos meses se fueron a vivir juntos.

En su día, Èxit21 informó del acto de entrega de las llaves del piso a la pareja que tuvo lugar en la Fundación Catalana Síndrome de Down. Cinco meses más tarde, queremos comprobar cómo les va la vida independiente.

De entrada, Roberto e Irene explican: “Nos va bien vivir juntos”. Las tareas domésticas que más gustan a Roberto son la cocina y limpiar los baños. En cambio, confiesa que le cuesta más “barrer debajo de la cama”. Irene afirma que no le cuesta hacer nada.

Vida independent

La pareja asegura que la persona de apoyo a la vida independiente les ayuda mucho, sobre todo a hacer la compra y administrar el dinero. “Estamos contentos de vivir en pareja”, dicen Roberto e Irene.

El caso de Roberto e Irene nos enseña que las personas con discapacidad son capaces de vivir independientes. Por eso, no han de tener miedo de hacer este paso.

Fotos: Cristina Moral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *