Carpe diem veraniego

En todas las ciudades de costa predomina siempre el agua. Pero, ¿qué nos aporta el agua realmente? Playa, bañador, sol, verano, helado y todo lo que sea fresco. Incluso ir en barco. ¿Quién no se apuntaría a navegar? ¿O a hacer surf? ¿O esquí acuático? ¿Y submarinismo? El querríais hacer.

Tenemos muchos recursos para hacer y muchas son actividades de mar como: el Paddle Surf, la vela, las comillas, el surfing … etc.

Pregunta incógnita: ¿Qué nos gustaría hacer nosotros? Normalmente, cuando somos bañistas nos fijamos si las banderas están en verde, amarillo o rojo.

A nosotros las olas nos dan mucho juego porque podemos jugar a la pelota, tanto dentro del agua o en la arena, y nos lo pasamos pipa.

En octubre se acaba

¿A quién no le gustaba de pequeño hacer castillos en la arena? Yo creo que a todo el mundo, eso de ir con bikini, toalla, traje, pareo y gafas de sol es la BOMBA. En el solito se está muy bien si son pocas horas, pero si son muchas, mal. Primero nos quemaríamos con rayos peligrosos. Y segundo, a la larga, podríamos tener problemas con la piel, como cáncer u otras enfermedades asociadas con el mismo vínculo de la piel.

Si desea playa y todavía no ha ido aproveche este septiembre que habrá un buen rato de calorcito hasta octubre, que ya no podrá ir porque empezarán a caer las hojas, a aparecer las castañas y los boniatos. Además, no estará solo, tendrá una compañía muy divertida como son las setas.

Mejor la playa antes de que venga la etapa de ir con botas y botines. Aprovechad estos días para tomar refrescos con hielo, chasquear el cuerpo y cantar la canción «boom, boom» de Chayanne con un toque de caderas y decir con buen ritmo:

“ESTO SI QUE ES VIDA !!!!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *