2016, el mejor año de mi vida

Diario de un joven con Síndrome de Down (Capitulo 12)

Ya llevamos los primeros días del nuevo año, y como es habitual es el momento de analizar todo lo bueno que me ha pasado durante el 2016. En este escrito podréis comprobar que durante el último verano pasó algo que me cambiaría radicalmente.

Creciendo laboralmente

A nivel profesional, la verdad es que no ha cambiado nada, pues sigo estando igual de bien con las gestiones de cada día. De esa manera voy llevando mi rutina de cada semana y creciendo en el ámbito laboral.

Más fuerte cada día

Si de algo puedo presumir es que de salud mejor no puedo estar. De hecho todo, lo que me ha pasado a nivel personal, también me ha influido ―y bastante― tanto psicológicamente como físicamente. Y lo noto porque cada vez voy a más.

Directo al corazón

Si hay algo que haya destacado durante el año que hemos dejado atrás, lo podría definir en pocas palabras: “el año 2016 ha sido el mejor año de mi vida”. Y además en todos los sentidos; pero sobre todo porque me he enamorado de verdad como nunca antes lo he estado.

Reconozco que a lo largo de mi vida solo me he enamorado de esa manera dos veces: con el primer amor de la infancia y con la segunda de mis relaciones ya de adulto. Pero esta vez es especial porque presiento que ahora sí será para toda la vida.

El próximo verano vamos a hacer el primer año que estamos juntos, y tanto ella como yo, estamos tan enamorados como el primer día que nos conocimos. La clave está en que vivimos intensamente los días que nos vemos. Pero lo más importante es que por encima de todo nos quedamos con los pequeños detalles y vivimos el amor en pequeñas dosis.

One Comment on “2016, el mejor año de mi vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *