VARAPALO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Me gustaría hablaros de la «Ley orgánica de protección de la seguridad ciudadana», más conocida como «Ley Mordaza». Esta ley fue aprobada el 1 de julio de 2015 por el PP excluyendo los otros partidos. Podríamos decir que es una continuación de la «Ley de la patada en la puerta» o «Ley Corcuera» que fue aprobada por el gobierno socialista de Felipe González en 1992.

Para quien no sepa de qué trata la ley, ésta prohíbe el derecho a convocar manifestaciones sin informar, la resistencia pacífica, interrumpir la ejecución de los desahucios, quemar banderas españolas o los escarnios a sedes de partidos políticos, entre otros. Tampoco se permiten los contenidos satíricos sobre la Corona Española y hacer consultas de contenido terrorista en la red. Las multas por saltarse la ley podrían llegar hasta los 600.000 euros, lo que encuentro escandaloso.

Ahora os daré mi opinión: ¿estamos todavía en tiempos del franquismo? Lo digo porque se vulnera la libertad de expresión como en aquellos tiempos. No se permite opinar, protestar, pensar ni hablar diferente del gobierno. Yo no soy el único que piensa esto, también están en esta línea la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el prestigioso diario estadounidense «The New York Times».

En este contexto, un grupo de relatores de la ONU pidió que el gobierno español retirara esta ley (y la reforma del Código Penal) para que «amenazan con violar derechos y libertades fundamentales de los individuos» y «socavan los derechos de manifestación y expresión». Del mismo modo, el diario neoyorquino consideró que la ley es «ominosa» (es decir, abominable) y un «retroceso preocupante en los oscuros días del régimen franquista».

La aprobación de la «Ley mordaza» es un buen varapalo a la libertad de expresión y una agresión a nuestros derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *