90 AÑOS HAN PASADO VOLANDO  

Este 28 de junio, el transporte civil, tanto particular como colectivo en España, está de celebración. Y es que, coincidiendo con el 60 aniversario del lanzamiento del Seat 600, la compañía aérea Iberia cumple 90 años de existencia, haciendo un mundo cada vez más global y alcanzable.

EL DESPEGUE DE UNA COMPAÑÍA INSIGNE

El 28 de junio de 1927, el industrial vasco, Horacio Echevarrieta, fundó la aerolínea Iberia, con el apoyo de la compañía alemana Lufthansa (nacida en enero de 1926). Sin embargo, el vuelo inaugural se realizó oficialmente el 14 de diciembre del mismo año entre Barcelona y Madrid. Entre los privilegiados que disfrutaron de la experiencia, destacaba el rey de Espanaya, Alfonso XIII. El objetivo del dictador José Antonio Primo de Rivera, que entonces gobernaba España, era que el monarca pudiera ser testigo del primer aterrizaje de Iberia en el aeropuerto madrileño de Carabanchel (hoy llamado Cuatro Vientos). En 1928, motivada por el crecimiento que experimentaba, Iberia adquirió tres aeronaves Rohrbach Ro VII Roland, propulsadas por tres motores de hélice y con una capacidad para 10 pasajeros.

En 1929 (año en que se celebró la segunda Exposición Universal en Barcelona), surgió la compañía agregada CLASSA (acrónimo de concesionarios de Líneas Aéreas Subvencionadas Sociedad Anónima), a la que Iberia tuvo que ceder los aviones de su flota. CLASSA desapareció en 1931, a raíz de la proclamación de la Segunda República, cuando se decidió prescindir de la empresa subsidiaria.

UNA EMPRESA CIVIL EN TIEMPO DE GUERRA

En 1937, diez años después de su fundación, Iberia intervino en la Guerra Civil española, prestando servicio al bando sublevado, a cuya disposición, la aerolínea puso aviones modelo Dragon Rapide (construido por de Havilland) y Junkers 52, que funcionó como bombardero.

AEROLÍNEA EN EXPANSIÓN

En 1939, una vez terminada la contienda, Iberia inició su expansión internacional, estableciendo primero una ruta comercial con Lisboa para después conectar con Londres y París. En 1946 (dos años después de la incorporación de Iberia en el Instituto Nacional de Industria), la compañía aérea española operó por primera vez rutas transoceánicas con Brasil y Argentina, para las que se utilizaba el modelo de aeronave Douglass DC 4, de cuatro motores de elixir. La gran novedad en estas travesías radicó en la introducción de azafatas de vuelo. En 1954 Iberia voló por primera vez a Nueva York, con un avión más avanzado: el Lockheed Constellation, cuya principal característica radica en la triple ala guía elíptica (las de la cola).

FLOTA MODERNIZADAS

En 1961, Iberia puso al día su flota, adquiriendo aviones de última generación, como el Douglas DC 8, el primer propulsado a reacción, es decir, con motores de turbina.

En 1962, la aerolínea operó con el modelo Caravelle (fabricado en Francia) para las rutas europeas. El aumento del tráfico aéreo que Iberia registró durante la década de los 60, propiciado por el turismo foráneo, empujó la empresa de aviación española crear en 1970 el Puente Aéreo Madrid-Barcelona en pro de una mayor fluidez en la frecuencia de salidas a ambos lados del corredor. El mismo 1970, a la compañía aérea le adquirió el avión Boeing 747 (conocido como Jumbo), el cual estuvo en activo en las rutas transcontinentales hasta su retirada de la flota, en 2006.

AIRES DE CAMBIO

La Transición hacia la democracia hizo que los directivos del INI se plantea la necesidad de proyectar una imagen internacional de España y para este cometido, Iberia sería el mejor embajador posible.

Durante este periodo, concretamente en 1981, la aerolínea nacional llevó de vuelta a España el la famosa obra de Pablo Picasso, Guernica, «exiliado» en el Museo de Arte Moderno (MOMA), en Nueva York.

En 1987, Iberia estrenó lo que hasta la fecha de hoy es considerado como el sistema informático de venta de billetes de embarque más grande del mundo, llamado Amadeus, desarrollado por la aerolínea española, junto con sus socios Lufthansa y Air France. Entre los últimos años 80 y los primeros 90, la flota de Iberia fue objeto de actualización con la adquisición de los McDonell Douglas MD, Airbus A340 y Boeing 757.

TURBULENCIAS ECONÓMICAS

La década de los 90 comenzó con el propósito por parte del INI de fomentar la expansión de Iberia. Sin embargo, la primera guerra del Golfo Pérsico, transcurrida entre agosto de 1990 y en enero de 1991, provocó un descalabro económico en el seno de la aerolínea española. Y es que el conflicto bélico había repercutido en el precio del petróleo extraído de Oriente Medio. El 1992 (coincidiendo con la creación de la filial viva), Iberia se convirtió en el patrocinador oficial de los dos acontecimientos capitales de aquel año irrepetible: los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla. En 1994, Iberia llevó a cabo una estrategia consistente en adquirir compañías aéreas de Latinoamérica, como Aerolíneas Argentinas, la venezolana Viasa o la chilena Ladeco (absorbida por LAN ese mismo año).

En 1994 también vino marcado por la neccesitat del INI de sacar Iberia del pozo financiero en que se encontraba estancada. Para revertir la situación, el Gobierno español tuvo que recurrir a una inyección de capital a la compañía para evitar una posible quiebra. El peaje que la aerolínea tuvo que pagar para salvarse, pasaba por su desvinculación con las empresas de aviación latinoamericanas, así como la incorporación de Iberia, en 1999, el consorcio Oneworld, del que también forman parte British Airways o American Airlines, entre otros.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

El siglo XXI trajo a Iberia nuevos retos, como la privatización de la aerolínea española, a raíz de la cual el 2001 salió a Bolsa. El año siguiente, Iberia se desprendió de su filial Binter, la cual, con base en Canarias, operaba con aviones pequeños vuelos de conexión entre las islas que conforman el archipiélago. En 2006, nació Clickair, la rama low cost de Iberia que expide tarjetas de embarque vía internet.

En 2008, Iberia dio de baja los últimos y obsoletos aviones McDonell Douglas (absorbida por Boeing) MD-88. Clickair se fusionó con su gran rival Vueling. En 2009, Iberia inició un proceso de fusión con su socia en Oneworld, British Airways, que se haría efectiva en octubre de 2010. La principal consecuencia de esta alinança fue el fin de la cotización en Bolsa de ambas aerolíneas , en 2011, año en que surgió Iberia Express, una filial destinada a operar vuelos de corta y mtija distancia.

En este nuevo contexto, Iberia renovó en 2013 su flota, incorporando 8 aeronaves modo Airbus A330 / 300, al tiempo que renovó el interior de los ya existentes A340 / 600. Ese mismo año, la compañía aérea presentó en sociedad su nueva imagen corporativa, en la misma línea que la que luce British Airways en fuselaje de sus aviones.

En mayo de 2017, Iberia ha sido pionera en introducir la cabina Premium Class, destinada a los vuelos intercontinentales o de larga distancia. Esta modalidad supone un punto intermedio entre las clases Turista y Business.

En la actualidad, Iberia opera 119 vuelos con destinos repartidos por 42 países de todo el mundo. Desde que Horacio Echevarrieta diera a luz la compañía aérea estatal más insigne, han pasado 90 años volando, y nunca mejor dicho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *