Dos entidades, un mismo debate

¿Diversidad funcional o discapacidad?

El pasado día 30 de mayo fui a la tercera Comisión Ejecutiva del Consejo Rector del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD) donde se produjo un debate sobre cómo se debería denominar al colectivo de personas con discapacidad. Para mí este debate no es nuevo porque ya lo hemos tenido en la redacción de la revista digital EXIT21 de la Fundación Catalana Síndrome de Down (FCSD), de la que soy redactora. Los dos términos que se pusieron sobre la mesa fueron diversidad funcional y discapacidad.

En esta nueva reunión del Consejo Rector había una persona nueva a parte de los miembros de siempre, Nieves Mora, que sustituye Pilar Genovart, que no podrá venir más por problemas de salud.

Libros por pisos

En el primer punto leímos el Acta de la sesión del 23 de noviembre de 2016, que nos entregaron. De lo que yo dije ese día, consta en el acta que pedí que se recoja el cumplimiento de la LISMI, la reserva de plazas de oferta pública de la administración para personas con discapacidad, ayudas para pagar los libros a personas con discapacidad intelectual y la accesibilidad cognitiva intelectual para todos. Aquí hay un error, que ya hemos pedido que solucionen: yo pedí ayudas para pagar PISOS, no los LIBROS.

También constan mis 3 propuestas para invertir el presupuesto participativo del IMPD:

– Entrevistas en la revista EXIT21 a los miembros del Consejo Rector.

– Campaña publicitaria de concienciación sobre los derechos de las personas con discapacidad.

– Estudio sobre el coste de la discapacidad. Por voluntad de los diferentes miembros se hizo extensivo a todos los tipos de discapacidad. (Carme Riu, representante de las personas con discapacidad física, suscribió la propuesta dimensionando bien lo que se quiere medir.)

Debate semántico

En el segundo punto trabajamos sobre el Programa de actuación para las personas con diversidad funcional y con discapacidad del Instituto (PAM 2016-2019). Dolores Luna (representante de personas con discapacidad visual) y Encarna Muñoz (representante de personas con discapacidad auditiva) llevaron sus correcciones hechas de casa. Se nos dijo a todos que deberíamos hacer nuestras correcciones del documento. Discutieron entre todos si es mejor Diversidad Funcional o Discapacidad.

Hubieron opiniones diferentes. Los representantes de la discapacidad física prefieren la denominación de ‘diversidad funcional’. En la misma línea, los representantes de los trastornos mentales proponían ‘diversidad mental’. En cambio, los representantes de la discapacidad visual no lo compartían. En este contexto, la redacción de EXIT21 también ha realizado este debate, lo que demuestra que es un tema que está a la orden del día.

EXIT21, un ejemplo de buenas prácticas

En el punto de ruegos y preguntas se informó que hacer una revista física del IMPD, como se había pedido, sale demasiado caro. Se pensó en hacerla online. Entonces, Ramon Lamiel dijo que yo soy experta en revistas y que hacemos muy buen trabajo en EXIT21. Animó a todos los miembros del Consejo Rector a venir a visitar como son las reuniones de redacción de EXIT21 porque, según dijo, son un ejemplo de buenas prácticas y buen trabajo.

¡Con ello me fui muy contenta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *