Kilos: dificultad de integración y de salud

La obesidad a día de hoy comienza a ser un factor condicionante bastante importante, ya sea en un ámbito infantil o adulto. Muchos os preguntaréis, ¿a qué se debe todo esto? La respuesta es fácil y corta.

La vida diaria que llevamos es altamente estresante, vamos contra reloj y muchas veces pensamos que el día tiene 48 horas. Y por si esto fuera poco, queremos abarcar más de lo que podemos hacer en todo un día.

Uno de los factores también muy importante es la alimentación. No tenemos tiempo para cocinar y cuando lo tenemos, estamos cansados ​​para ponernos en la cocina. Nunca es un buen momento para estar disfrutando de un plato que luego puede ser muy gratificante por haberlo hecho uno mismo. También algunas veces acabamos comiendo precocinados, que no son tan sanos como los hechos en casa.

También quisiera comentar que el cómo comemos es un factor importante en la obesidad y el sobrepeso: como masticamos, cuantas horas empleamos para comer adecuadamente y hacer la digestión…

Crece la obesidad infantil

El Periódico hace una comparativa respecto la obesidad infantil y el sobrepeso entre España y los Estados Unidos y afirma que la obesidad infantil o sobrepeso en nuestro país supera la estadounidense entre las edades de 3 a 5 años. Rafael Casas, director de la Fundación Thao, comenta y destaca que en estas edades tan tempranas es muy importante prevenir la obesidad infantil. Casas se basa en el informe presentado el pasado miércoles día 16 de mayo a partir de una muestra de 38.008 niños y niñas de entre 3 y 12 años, un informe de los más extensos realizados en España en este ámbito. El estudio refleja que un 23,5% de los niños y niñas entre 3 y 5 años tienen obesidad o sobrepeso. El porcentaje se eleva al 30% en el caso de toda la población infantil estudiada: un 21,7 tiene sobrepeso, y un 8,3 tiene obesidad.

El exceso de peso no sólo representa una dificultad de integración, sino que conlleva riesgos para la salud y disminuye la esperanza de vida: diabetes, hipertensión arterial, aparición de varices, apneas, artrosis, infertilidad o incontinencia urinaria, entre muchas otras enfermedades.

Ser obeso sale más caro

La obesidad no debe ser un condicionante negativo, tal y como se desprende de algunas prácticas discriminatorias como la de la aerolínea United Airlines que hacía pagar dos asientos o uno de clase preferente a las personas obesas que no se podían abrochar el cinturón de seguridad.

Otro ejemplo es el de los funerales. Las personas obesas no caben en un ataúd estándar y se tiene que ampliar el ancho del féretro. Esto implica que no entren en el nicho del cementerio de forma normal y muchos han optado por alquilar dos espacios continuos. Es decir, pagan el doble.

En conclusión, no debemos discriminar una persona por el solo hecho de tener obesidad o sobrepeso. Los tenemos que integrar con normalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *